• ESPAÑA 1 – BOSNIA 0 – Sólo se consoló Brais Méndez

    Su gol le dio la victoria a España en un partido marcado por la depresión de Wembley. También debutaron Mario Hermoso y Pau López. Asensio mejoró, Fornals brilló y Morata pinchó.

    Ni clasificación ni conclusiones. Así se nos fue el domingo de La Roja, que perdió la batalla de Inglaterra y ganó sin gloria la pachanga de Las Palmas. Todo en el partido tuvo un aire pesimista salvo los debuts de Hermoso, Brais Méndez y Pau López y la irrupción de Fornals. Salió sólo parcialmente de su escondite Asensio, anduvo perdido Suso, la bronca de Morata con el gol va para largo, los que vienen parecen demasiado lejos de los que se fueron. La nostalgia está en cuarto creciente.

    Lo sucedido en Wembley le quitó toda la gracia al partido, preparado como una fiesta en Gran Canaria y devenido en exequias. Una lástima, porque hubiera apetecido, en otras circunstancias, mirar de forma menos depresiva a la Selección en la que vamos a vivir en la próxima década, la más joven en trece años, cuatro menos que la que se despeñó en Zagreb.

    El duelo dejó muy pocas cosas. Debutó Mario Hermoso, un central con una pierna izquierda valiosa y nada acomplejado. Y también salió Llorente. Quién sabe si serán pareja en Qatar 2022. Dzeko estuvo por no molestarles. A Bosnia, que cambió menos que España respecto al último partido oficial (cinco repitió Prosinecki, sólo dos Luis Enrique: Asensio e Isco), tampoco le pudo el apetito en el partido.

    Luis Enrique puso a Kepa, por verle y porque ayuda ahora hablar lo menos posible de De Gea. Bosnia no le presentó ningún examen. Y el atlético Rodrigo, con el que se fantasea como relevo de Busquets, como centrocampista de contrapeso, confirmó sus virtudes: jugador seguro, tácticamente impecable, con magnífica predisposición para recuperar.

    De lo mejorable, en cambio, mejoró poco. Luis Enrique juntó a Asensio, Isco y Ceballos, una feria de artesanía que no dio mucho de sí. Asensio jugó como interior, junto a Rodrigo. Da la impresión que Luis Enrique le traslada de un lado a otro por si su desvanecimiento tuviera que ver con el puesto. Acabó mejor que empezó. Isco, capitán, fue la única respuesta ofensiva en la primera mitad. Y Ceballos empezó en la cima y acabó en el valle. También probó a Morata, otro que no arranca.

    Hace cuatro años cambió el viento. Quedó el estilo pero fueron marchándose jugadores y llegando otros de menos jerarquía y menos nivel. De Silva se echó de menos hasta ese saque de honor que le concedieron en su isla. Habrá que seguir llorando por su zurda.

    Un final aceptable

    El muermo que resultó el partido sirvió para sacar a flote la buena idea que supone la Liga de Naciones, en la que todas las etapas acaban en alto. La Selección se conformó de salida con un dominio sosote, sin provecho, que antes del descanso sólo dejó tres remates lejanos, dos de Isco y uno de Asensio, y un cabezazo fallido de este en un estadio que estuvo lejísimos del lleno. Bosnia directamente huyó de la portería de Kepa.

    Después de aquellas cabezadas, la segunda mitad espabiló a España y también a Asensio, más emprendedor que hasta entonces, y a Isco. Era el momento de Morata y lo dejó pasar. A puerta vacía y a meta vencido echó fuera una de esas jugadas que luego recorren, con su punto de mala leche, los telediarios del día después.Fue casi su despedida de un partido del que no sacó crédito. Esta vez el politiqueo de los cambios, que le regaló un cuarto de hora a Pau López, dio bastante de sí. España apretó más con un gran Fornals y Brais Méndez hizo coincidir su estreno con su primer gol, tras remate de Isco rechazado por Sehic. Quedó bien que al menos alguien tuviera algo que celebrar.

    Fuente: AS.com

  • LIGA DE NACIONES | INGLATERRA 2-CROACIA 1 – Kane mató a España y Croacia

    Kramaric adelantó a los balcánicos, pero Lingard y Kane remontaron para una Inglaterra superior. Los ingleses van a la final a cuatro y Croacia desciende.

    Cuando más lo necesitaba España, a Croacia se le acabaron sus siete vidas. Los balcánicos, acostumbrados desde el Mundial de Rusia a sacar adelante los partidos y las clasificaciones en el último suspiro, fueron ganando inmerecidamente hasta el minuto 78, pero la entrada de Lingard desestabilizó el tablero en Wembley (2-1). El inglés firmó el empate, sacó un gol croata de la línea tres minutos después y fue testigo directo del gol de Kane, que llevaba siete partidos sin marcar con su selección, para frustrar el sueño de España a cuatro minutos del final. Con Modric desaparecido, los balcánicos descienden a la segunda división y España se queda sin la final a cuatro que se celebrará en Portugal el próximo verano.

    Croacia todavía no sabe ni cómo sobrevivió a la primera media hora en Wembley. 30 minutos de acoso constante en forma de posesión, balones a la espalda, córneres, disparos desde fuera del área… Los hombres de Dalic sufrieron el esplendor del torbellino protagonizado por el tridente formado por Sterling, Rashford y Kane,pero entre Kalinic y el desacierto de los pross el gol no llegaba en el estadio londinense, que estaba a reventar hoy.

    La más clara la tuvo Sterling gracias a un balón largo enviado por Delph y, tras despejarla el portero del Sevilla, Kane erró una doble oportunidad salvada en ambas ocasiones casi sobre la línea de gol. El inglés, que sorprendentemente no estaba fino de cara a puerta con su selección tras siete partidos consecutivos sin marcar, volvió a aportar muchísimo al equipo en el juego colectivo como ya hiciese en el Benito Villamarín ante España.

    Pero Croacia, que parece que el rasgo que mejor le define desde el Mundial de Rusia es la supervivencia, supo sobreponerse gracias a una contra que acabó en las botas del omnipresente Kramaric, que hasta ese momento había aparecido más en defensa que para poner en aprietos a Pickford. Pero quizás fue ese aspecto inofensivo el que llevó a seis defensores ingleses a dejarle hacer lo que le diese la gana en el punto de penalti, tirar tres recortes, dos amagos y finalmente un disparo desviado por Dier que abrió el marcador en Wembley.

    El tanto noqueó a la selección de los Three Lions en Londres y seguramente hizo atragantarse a los jugadores españoles en Canarias, que según Luis Enrique estarían viendo el partido mientras comían. Pero la entrada de Lingard devolvió el chispazo a Inglaterra, que dio comienzo al milagro para los suyos en el minuto 77 aprovechando un saque de banda que remató forzado Kane y que empujó a gol el jugador del United. Tres minutos después, él mismo sacaba el 1-2 de la misma línea.

    Y cuando apenas quedaban cuatro minutos para que terminase el partido, Harry Kane, aprovechando de nuevo una jugada de estrategia, metía la puntera para colar a los suyos en la final a cuatro de Portugal, dejar a España sin su milagro y enviar a Croacia a la segunda división de la competición.

    Fuente: As.com

  • SUIZA 5 – 2 BÉLGICA – Seferovic deja a la Bélgica de Courtois sin Final a Cuatro

    Seferovic deja a la Bélgica de Courtois sin Final a Cuatro

    El delantero del Benfica hizo un hat-trick en una noche histórica para el fútbol suizo. Bélgica se adelantó 0-2 con un doblete de Thorgan Hazard.

    Suiza estará en la Final a Cuatro de la Liga de Naciones después de una noche histórica para el conjunto centroeuropeo. Y eso que todo apuntaba que sería Bélgica la que acabaría liderando el grupo 2.

    Los de Roberto Martínez tuvieron un comienzo fulgurante. Al minuto de encuentro ya se habían adelantado en el marcador gracias un gol de Thorgan Hazard. El hermano de la estrella del Chelsea fue el mejor de los belgas en la primera parte. Con la estimable colaboración de Elvedi, que dejó el balón muerto en el área al intentar cortar un pase interior de Mertens, el pequeño de los Hazard se plantó delante del Sommer y picó el balón con la derecha lo justo para batir al portero suizo. Al cuarto de hora, el mismo Thorgan lideró una contra que el mismo finalizó con un latigazo cruzado desde fuera del área para hacer el 0-2.

    Todo parecía resuelto. Bélgica había hecho pronto los deberes para ser primera de grupo y sólo una remontada épica de Suiza, que necesitaba ganar por más de un gol por el doble valor de los goles fuera de casa en caso de empate, metería a los de Petkovic en la Final a Cuatro de la Liga de Naciones. Fue entonces cuando apareció la figura de Shaqiri.

    El atacante del Liverpool se echó el equipo a su espalda y lideró la embestida de Suiza, que demostró ser un equipo con un envidiable coraje. Empezó a llegar con asiduidad a las inmediaciones del área de Bélgica. Shaqiri lo intentó desde fuera en el minuto 22 y en el 25, Courtois derribó a Mbabu dentro del área cuando este de disponía a fusilarlo en el área pequeña. El árbitro señaló penalti y Rodríguez lo transformó. Una tras otra, las acometidas de Suiza fueron contagiando a un estadio que empezaba a creer en una remontada histórica. En una de ellas, Shaqiri, que estaba en todas, dejó de cabeza un balón en el área pequeña para que Seferovic sólo tuviera que empujar el balón al fondo de la red. Poco se supo de Bélgica desde ese instante hasta el final de la primera parte. Los de Roberto Martínez entraron en una especie de shock y apenas les duraba el balón en los pies. Antes de que el árbitro señalara el final de la primera parte, Seferovic adelantaba a Suiza tras una gran jugada de Fernandes, que se fue en velocidad por la banda y puso el balón atrás para que el ex de la Real rematara con la derecha y anotar así el 3-2que puso el estadio patas arriba.

    Elvedi amplío la ventaja con un cabezazo en el 51’ y, otra vez Seferovic, que se llevó el balón a casa, completó la ‘manita’ en el 83’ en un estadio que se volvió completamente loco. En Suiza tardarán en olvidarse de esta noche.

    Fuente: As.com

  • ARGENTINA 2 – MÉXICO 0 – La Argentina de Scaloni sonríe

    La Argentina de Scaloni sonríe

    Victoria cómoda ante una pobre México. Argentina fue superior en defensa y aprovechó sus (pocas) ocasiones en ataque. Funes Mori y Brizuela, en contra, hicieron los goles.

    Argentina consiguió la victoria por 2-0 en el primer partido frente a México. En la primera parte los de Scaloni, tuvieron cinco chances claras de gol, aunque encontraron la victoria sobre el final de la primera parte. Juntó en la cancha a Paredes, Lo Celso y a Dybala, tuvo el dominio de la pelota ante un México sin profundidad. Juan Foyth, el defensor del Tottenham fue una de las figuras del por su prestancia y su calidad técnica.

    Lo mejor de la selección de Ferreti fue su arquero, Memo Ochoa, que evitó una mayor diferencia entre los dos equipos en el marcador.

    Los de Scaloni hicieron de la elaboración su mejor arma. La pelota pasaba por todos desde el arquero Agustín Marchesín pasando por Juan Foyth, hasta llegar a Lo Celso y Paredes en el mediocampo, y las proyecciones de Acuña y Saravia por las bandas. Paulo Dybala se ubicó como enganche y redondeó su mejor partido con la celeste y blanca. Se ofrecido siempre para recibir y distribuir. También para buscar la segunda pelota, pero no pudo marcar, aunque estuvo cerca en dos ocasiones. El gol continua siendo su deuda con el equipo nacional. Pero una pelota suya sirvió para poner a su selección arriba en el marcador con un gol de cabeza de Funes Mori a los 45´ de la primera parte.

    Pero el gol no llegó por abajo, de una buena combinación colectiva, sino por la pelota parada, después de un buen centro de Dybala. Y fue el premio a la insistencia y al búsqueda de un equipo que no renunció nunca a la idea ni a la pretenciñón de llevarse el triunfo.

    A México le costó disputarle la tenencia de la pelota de Argentina, y aprovechar las acciones individuales y la búsqueda de pases en profundidad para los delanteros. No encontró la movilidad para crear peligro en el área Argentina. Y le faltó velocidad para sorprender.

    En la segunda parte ingresaron Mauro Icardi por Lautaro Martinez, quien tuvo dos ocasiones de marcar que fueron frustradas por Ochoa. Y Franco Vazquez por PauloDybala, Y Maxi Meza por Lo Celso.

    Y con le transcurrir de los minutos los dos equipos se relajaron. Sin llegadas a los arcos, el partido se hizo poco atractivo y deslucido. El equipo azteca tampoco hizo mucho para revertir el resultado. Los jugadores sintieron el desgaste y la dificultad de jugar en una cancha en mal estado y después de la lesión de Araujo. Y sobre el final, aceleró sin éxito para. Buscar el empate.

    Hasta que Rodrigo de Paul se re activó sobre el final, en una muy buena combinación con Saravia la pelota le llegó a los pies de Mauro Icardi, y el disparo terminó en el gol en contra de Brizuela en contra para el enojo de Ferreti.

    Ingresaron sobre el final, Gastón Gimenez para equilibrar el medio campo por Leandro Paredes, y Erik Lamela por Marcos Acuña. Pero nada cambió, y Argentinase llevó la victoria en el primero de los amistosos frente al Tri.

    Fuente: AS.com

  • LIGA DE NACIONES | ITALIA 0 – PORTUGAL 0 – Italia perdona, Portugal se clasifica

    Italia perdona, Portugal se clasifica

    Los de Santos celebraron la clasificación a la final de cuatro de la Liga de Naciones rascando un 0-0 en San Siro: los italianos jugaron un gran partido, pero siguen sin ninguna puntería.

    El resultado es el mismo que hace un año, cuando el 0-0 ante Suecia le costó a Italia la mayor humillación de su historia, su ‘apocalipsis’. Sin embargo, aunque este empate clasifique a Portugual a la final de cuatro de la Liga de Naciones y los elimine, los de Mancini esta vez pueden dejar San Siro, que sigue siendo un amuleto (los italianos ahí no pierden desde 1925) con la cabeza bien alta: todavía tienen defectos, pero el camino que emprendió el equipo es el adecuado para renacer definitivamente.

    Santos tenía razón, la Azzurra que vimos es totalmente distinta del conjunto asustado y con pocas ideas de hace dos meses. Además de los hombres, cambió totalmente el espíritu: los italianos volvieron a sentirse fuertes, se gustan y juegan bien. El cuadro de Mancini dominó la primera mitad, llegando al descanso con una posesión del balón guardiolista (74%), agarrado a la calidad de sus mejores hombres. Jorginho, Verratti (por fin al nivel que se le exige) y Barella se apoderaron del mediocampo y las llegadas de Insigne y Chiesa hacían divertidísimo el enfrentamiento. Sin embargo, a los italianos le sigue faltando puntería, arriba añoran a un Vieri, un Toni, un Inzaghi. Immobile volvió a decepcionar, desperdiciando dos ocasiones solo ante Rui Patricio (la primera, tras un remate de Insigne, con la puerta casi vacía) y el pitado Bonucci (los tifosi del Milán no le perdonaron su repentino regreso a la Juve), también estuvo a centímetros del 1-0 con un gran testarazo tras un saque de esquina.

    En el arranque de la reanudación los locales siguieron apretando y Chiesa, recibiendo un centro de Biraghi tras la enésima genialidad de Verratti, chutó fuera otro gran balón. La frustración por sus fallos y la energía que se gastó en una endemoniada presión pasaron factura para Italia, que perdió intensidad con el paso de los minutos y necesitó un paradón de Donnarumma para evitar el inmerecido 0-1 que pudo marcar Carvalho con un latigazo. Mancini puso a Pellegrini, Lasagna y Berardi para el asalto final, que tuvo lugar pero sin convicción ni la necesaria garra: el marcador no se movió y Portugal celebró la clasificación, haciendo sus deberes en esta fase de la Liga de Naciones a pesar de la ausencia de Cristiano. Para Italia otra decepción, aunque con buenas sensaciones: está creciendo, pero debe volver a encontrar los goles (apenas dos en cuatro partidos). No es un detalle.

    Fuente: As.com