• El tailandés Menayothin supera la marca de victorias de Mayweather

    El tailandés Wanheng Menayothin, apodado "el gigante de los enanos", consiguió una 51ª victoria seguida, superando la marca de cincuenta del legendario Floyd Mayweather, al revalidar su título de peso paja del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en Nakhon Sawan, en su país.

    La última víctima de Wanheng (32 años), que disputó todos sus combates en su país y principalmente ante boxeadores asiáticos y de América, es el filipino Pedro Taduran (21 años). Le superó a los puntos tras doce asaltos, por decisión unánime de los tres jueces.

    Wanheng, de 1,58 metros de alto, ganó 18 de sus 51 combates antes del final. Disputó su primera pelea profesional el 26 de enero de 2007 y es campeón CMB de peso paja desde noviembre de 2014, habiendo defendido con éxito su cinturón en diez ocasiones.

    Fuente:La Nacion.com

  • La rabia contra ‘la Máquina’, Pacquiao ante Matthysse en Kuala Lumpur

    Manny Pacquiao desafía al argentino Lucas ‘la Máquina’ Matthysse por el título mundial del peso wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el domingo en Kuala Lumpur, en el combate que podía significar el cierre de la legendaria carrera del boxeador filipino.

    A sus 39 años, familiares y amigos han pedido a Pacquiao que abandone el boxeo, incluso su exentrenador, el famoso ‘Hall of Fame’ Freddie Roach, le aconsejó que lo dejara tras caer con el australiano Jeff Horn hace un año.

    – ¿Pelear más allá de los 40 años? –

    Una segunda derrota consecutiva, en esta ocasión ante el peligroso argentino en el Axiata Arena de Kuala Lumpur, podría obligar a Pacquiao a alejarse del boxeo definitivamente.

    Pero un triunfo para el único boxeador que ha ganado el título mundial en ocho categorías de peso diferente -en una carrera de 23 años, 59-7-2, 38 por KO-, le daría crédito para extender su trayectoria hasta más allá de los 40 años, que cumple en diciembre.

    "No estoy diciendo que sea la última, pero será la base para reflexionar sobre continuar o no", señaló Pacquiao a la AFP durante su campo de entrenamiento.

    El preparador físico de ‘Pac-Man’, Justin Fortune, cree que el mundo verá de nuevo al "viejo Pacquiao" y silenciará a aquellos que cuestionan que su cuerpo esté capacitado para luchar contra los mejores.

    Pacquiao persigue en Kuala Lumpur su 60ª victoria desde que pasara a profesionales en 1995 pero, desde que ganara 38 de sus primeras 47 peleas por nocáut, no ha logrado un KO en sus últimos 9 años.

    "Se está pareciendo al viejo Pacquiao, su metabolismo es espectacular, es un monstruo", añadió Fortune sobre el boxeador, además senador en Filipinas, que sueña con presidir un día el país.

    Matthysse (39-4, 36 por KO) declaró su admiración por uno de los más grandes boxeadores ‘libra por libra’ de la historia, pero recordó esta semana que su objetivo es llevar el cinturón a Sudamérica.

    "Es un gran campeón, pero todavía no se ha enfrentado a ‘la Máquina’", dijo el argentino en la rueda de prensa previa al combate.

    "Si decide retirarse después de que le gane, será su decisión. Yo estoy aquí para defender mi título", añadió.

    – Ali contra Bugner –

    Especialista del nocáut, Matthysse se colgó el cinturón de campeón del mundo de los wélters por la AMB en enero, después de haber derrotado al tailandés Teerachai Sithmorseng.

    Fue después de haber visto este combate cuando Pacquiao decidió que quería enfrentarlo. "Pienso que nosotros dos sobre el ring podemos hacer un buen combate y que va a gustar a los aficionados", declaró la leyenda filipina.

    Kuala Lumpur albergará un combate por el título mundial por la primera vez desde que la leyenda de los pesados Mohamed Ali derrotara a Joe Bugner en 15 rounds en 1975.

    Pero tras esperar 43 años, serán cuatro los cinturones que se pondrán en juego el domingo en la metrópoli de Malasia.

    En el cartel, el cinturón interino de la AMB de los pluma, que se disputarán el mexicano Edivaldo Ortega (26-1-1, 16 por KO) y el imbatido filipino Jhack Tepora (21-0, 16 por KO).

    Además el experimentado sudafricano Moruti ‘Baby Face’ Mthalane (35-2, 24 por KO) defiende su título del peso mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) ante un boxeador imbatido pero sin gran experiencia, el paquistaní Muhammad Waseem (8-0, 6 por KO).

    El venezolano Carlos Cañizales (20-0-1, 16 por KO) pone en juego su cinturón de los minimosca ante el novato chino Lu Bin (1-0, 1 por KO).

    De 23 años y antiguo campeón mundial amateur, Lu se convertirá, en caso de victoria, en el primer boxeador de la historia en ganar un título mundial en su segundo combate profesional.

    El récord, en número de peleas, está en manos del tailandés Saensak Muangsurin, en superligeros, y del ucraniano Vasyl Lomachenko, en los ligeros, que ganaron el título mundial en su tercera pelea como profesionales.

    Fuente: La Nacion.com

  • Camila Giangreco es campeona en Encarnación

    Camila Giangreco se adjudicó este sábado la Copa Itapúa de tenis, en el Radioparque Club de Encarnación, al derrotar en la final, a la favorita número 2, la brasileña Nathaly Kurata por 6-4, 6-2 en 1 hora 24 minutos.

     
    Camila ahora, este domingo, junto a Lara Escuariza, campeona de dobles en el mismo certamen el día sábado, viaja con destino a Santa Marta, Colombia, para unirse a la delegación olímpica nacional.

    Paraguay integrará su equipo masculino con dos integrantes de la ultima copa Davis, Ayed Zatar y Lucas Ribas Crichigno.

    RANKING HISTORICO

    La número 3 paraguaya ahora pasará a tener su ranking histórico mas alto en los ordenadores de la WTA, donde ya figuró el lunes pasado en el puesto 532, tras recuperar su mejor forma física y también su juego ideal al regresar como pupila de Alfredo de Brix, quien la lanzó con éxito al campo profesional.

    En otra acertada determinación de Radioparque Club que albergó este torneo, los integrantes de la selección nacional sub 12, fueron pasapelotas del partido final y con ellos posa la campeona del torneo.

    RESULTADOS DE DOBLES

    Court 1

    Nathaly Kurata / Thaisa Grana Pedretti [BRA, 1] superaron a Nicole Frenkel (EEUU) / Kelly Williford (DOM) 6-3, 6-1 en 56′

    Eugenia Gange (ARG) / Melany Solange Krywoj (ARG) vencieron a Camila Giangreco (PAR) / Sofia LUINI [ARG, 3] 6-2 6-3 en 1 hora 6′

    Court 2

    Julieta Lara Estable (ARG) / Stephanie Mariel Petit [ARG, 4] derrotaron a Victoria Ariadna Beccio / Candela Bugnon (ARG) en 1 hora 18′

    Lara Escauriza (PAR) / Barbara Gatica [CHI, 2] superaron a Aida y Ralina Kalimullina (RUS) 6-1 6-0 en 52′

    RESULTADOS DE SINGLES

    Court 1

    Thaisa Grana Pedretti [BRA, 5] venció a Stephanie Nemtsova (EEUU) 6-1, 6-4 en 1 hora 39′

    Nathaly Kurata [BRA, 2] a Lara Escauriza (PAR) 6-3, 6-2 en 1 hora 14′

    Camila Giangreco [PAR, 3] a Liz Carolina Chileno Aguayo (PAR) 6-3, 6-1 en 1 hora 20′

    Court 2

    Melany Solange Krywoj (ARG) a Rebeca Pereira (BRA) 7-5, 6-4 en 1 hora 52’Barbara Gatica [CHI, 1] a Aida Kalimullina (RUS) 6-2, 6-0 en 1 hora 13′

    Ivania Martinich [CHI, 8] derrotó a Eduarda Piai (BRA) 6-4 4-6 7-5 en 3 horas 24′.

    Fuente: Abc.com

  • Otros Deportes – Mayweather y McGregor escenificaron el "fiasco" anticipado

    El púgil estadounidense Floyd Mayweather junior y el peleador de artes marciales mixtas Conor McGregor, como se esperaba, escenificaron en el T-Mobile Arena de Las Vegas el mayor "fiasco" anticipado en la historia del deporte del boxeo.

    El resultado fue un nocáut técnico en el décimo asalto de la pelea programada a 12, dentro de la categoría del peso mediano junior, sin que hubiese ningún título en juego ni nada deportivo que resaltar.

    Con la excepción que el nocáut técnico fue el primero que consigue Mayweather junior, de 40 años, desde que logró, otro, de manera tramposa, al golpear al hispano Víctor Ortiz, cuando éste pensaba que la pelea estaba parada y le iba a dar el guante para iniciar las acciones, en el 2011.

    Después de completar el antepenúltimo espectáculo de mal gusto con su salida al cuadrilátero, Mayweather junior, con la cara tapada, ambos peleadores se enfrentaron sin ningún tipo de rubor ante unos aficionados que fueron a ver una "farsa" de combate.

    En la que todo estaba ya escrito y decidido, incluida la aprobación de la Comisión Atlética de Nevada, que permitió que uno de los mejores púgiles en la historia del boxeo se enfrentase a un peleador que iba a hacer su debut.

    Pero los millones estuvieron por delante de cualquier otra consideración y Mayweather junior hizo buenos todos los pronósticos al vencer a un rival que no fue ni tan siquiera sparring de calidad sobre el cuadrilátero, pero que a cambio se llegó una bolsa asegurada de 30 millones de dólares.

    Los dos protagonistas que se dedicaron a decir un sin fin de obscenidades, vulgaridades y promesas de "destruir" al rival durante varios meses, al final demostraron que ni tan siquiera tienen palabra de lo que prometen y expresan.

    Hablaron mucho, prometieron todo, y al final como ya habían anticipado los verdaderos amantes del deporte del boxeo no ofrecieron más que un espectáculo "lamentable" desde el apartado deportivo.

    Mayweather junior se dedicó a observar como McGregor, sin ningún tipo de velocidad, ni movimientos en sus manos, apenas sacó con cierta clase el directo de izquierda, y menos en los pies, siempre abiertos, y le permitió que hiciese su papel de ganarlos en la puntuación de los jueces, no por méritos de su rival, sino por que él no hizo nada.

    A partir del cuarto fue cuando comenzó el entrenamiento con McGregor y el excampeón invicto comenzó a colocarle las manos que quería con las combinaciones al cuerpo y a la cabeza, como había anticipado su padre Mayweather senior y ahí el peleador irlandés de artes marciales mixtas comenzó a pedir la hora y abrir la boca.

    Todo estaba ya acabado, la historia de los otros asaltos no fue más que ver como Mayweather junior seguía con su exhibición, para colocar los golpes que quería con su mano derecha, mientras que su rival aguantaba para por al menos con su corazón justificar en parte los millones de dólares que tenía también ya asegurados.

    De esta manera se llegó al noveno asalto, donde Mayweather junior castigó con más dureza a McGregor que apenas pudo acabarlo, pero al inicio del décimo el excampeón invicto se cansó de seguir con el entrenamiento y le colocó varias series de combinaciones al peleador irlandés de 29 años que ya apenas se mantenía en pie.

    McGregor no respondía a ninguno de los golpes y el árbitro de la pelea Robert Byrd, que estuvo igual de mal que los peleadores, tenía que haber eliminado antes al luchador de las artes marciales mixtas, decidió que ya no tenía sentido que siguiese recibiendo un castigó que de verdad le pudiese afectar su integridad física.

    De esta manera, Mayweather junior, de 40 años, mantuvo el invicto como profesional, al dejar su marca en 50-0, con 27 nocáuts, la mejor de todos los tiempos al superar a Rocky Marciano (49-0), con el que estaba empatado.

    Muchos creyeron, que si ya era poco "ético" enfrentarse a un peleador de artes marciales mixtas que no había hecho un solo combate de boxeo, más lo sería si al final contaba la pelea para su marca.

    Nada de eso le importó a Mayweather junior, ni el que a partir de ahora sea recordado como el púgil que estando en la cima y habiendo demostrado ser de los mejores de todos los tiempos, al final "traicionó" a la integridad del deporte del boxeo.

    Además, el triunfo dejó a Mayweather junior con una bolsa asegurada de 100 millones de dólares, que puede incrementar, al igual que la de McGregor, en base a los ingresos que puedan darse por la venta de los derechos de televisión de pago.

    De acuerdo a los organizadores se espera que puedan batir marcas después que fue televisado por 225 países a través de todo el mundo, aunque al principio tuvieron problemas con la trasmisión por lo que tuvo que retrasarse el comienzo de la mal llamada pelea de boxeo.

    Pero para suerte del deporte del boxeo, Mayweather junior, volvió a declarar en público que la "farsa" de combate montado contra McGregor sería la último de su carrera profesional.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Otros Deportes – "Una pelea divertida" ante un ganador de pura sangre

    VIDEO. El artemarcialista Conor McGregor, que perdió ante el púgil estadounidense Floyd Mayweather en el décimo asalto del combate en el que debutó como boxeador, consideró que la pelea "fue divertida". Por su parte, el norteamericano señaló: "No me importa lo que digan, una victoria siempre es una victoria".

    "Fue una pelea divertida y espero que todos ustedes la hayan disfrutado", declaró McGregor, que reivindicó que podía haber continuado en el combate y lamentó que el árbitro le cortase el ritmo cuando mejor estaba.

    "Me tenía que haber dejado seguir con el golpeo por detrás, porque él (Mayweather) se daba la vuelta de forma intencionada", opinó el irlandés.

    Mcgregor reconoció, con todo, que el campeón invicto estadounidense, que dejó su marca en 50-0, la mejor de todos los tiempos al superar la de Rocky Marciano, siempre tomó buenas decisiones sobre el cuadrilátero.

    "Demostró que es un peleador muy centrado, rápido, que no comete errores y que selecciona bien tanto sus movimientos como los golpes", destacó McGregor. "Pero creo que cuando el árbitro decidió parar la pelea estábamos en la lucha. De hecho, considero que tenía 5-4 arriba con los nueves asaltos anteriores".

    Sin embargo, las cartulinas de los tres jueces mostraron todo lo contrario. Solo uno le dio a McGregor ganador de tres asaltos; los otros dos le dieron la victoria en uno y en el noveno le pusieron 10-8 a favor de Mayweather.

    "Pienso que era un combate igualado y que el árbitro se precipitó a la hora de pararlo, dado que simplemente estaba un poco fatigado", expresó McGregor en rueda de prensa.

    Las imágenes de la pelea muestran cómo recibe hasta doce golpes seguidos al rostro sin responder a ninguno.

    "Tengo que darle crédito porque sus golpes fueron muy precisos", admitió sobre su rival.

    McGregor reiteró que se sentía satisfecho con el intercambio de golpes y por haber forzado a Mayweather a comportarse como un púgil mexicano que siempre ataca para conseguir la victoria.

    "Lo convertí en un mexicano esta noche, peleó como mexicano", dijo McGregor al finalizar la pelea, reconociendo la agresividad del púgil estadounidense, que cumplió con la promesa de terminar por la vía corta y no dejar a los jueces la oportunidad de decidir la pelea.

    McGregor insistió: "Gané los primeros tres asaltos, el cuarto estuvo parejo, por lo que estábamos arriba en la pelea cuando la pararon. Me sorprendieron las calificaciones de los jueces".

    El peleador irlandés se llevó una bolsa garantizada de 35 millones de dólares, que podrá incrementar con el porcentaje que reciba de la venta de la televisión de pago.

    En cuanto a la experiencia de haber debutado en el mundo del boxeo, destacó que era muy diferente al de las artes marciales mixtas.

    "El cheque fue muy bueno, pero el deporte del boxeo es muy diferente y complicado", subrayó McGregor, de 29 años. "Ahora debo pensar de nuevo en las artes marciales mixtas".

    Ni uno de los golpes que McGregor conectó al cuerpo y al rostro de Mayweather le generó el mínimo daño externo o le puso en riesgo de irse a la lona, que era lo que había ‘prometido’ un día antes de la pelea, y además hacerlo en el primer asalto.

    Ajeno a todas las críticas que ha recibido por la pelea que protagonizó ante el luchador de artes marciales mixtas, el irlandés Conor McGregor, que hizo su debut en el boxeo, y al que venció por K.O.técnico en el décimo asalto, el invicto Floyd Mayweather júnior, dijo que al final siempre será recordado como un ganador.

    "He tenido grandes combates, algunos muy aburridos, pero al final del día siempre seré recordado como un ganador", declaró Mayweather en rueda de prensa tras concluir la pelea que protagonizó ante McGregor. "Hice el boxeo que necesitaba para ganar y el resto no tiene importancia", añadió.

    Admitió que no hizo su mejor boxeo, pero que estuvo preciso, que dejó que McGregor se agotase en los primeros asaltos y luego con sus golpes lo dejó fuera de combate cuando el árbitro Robert Byrd paró las acciones al minuto y cinco segundos de iniciadas en el décimo asalto.

    "No tenía porqué desgastarme, aunque estaba perfectamente preparado", analizó el campeón invicto, que ahora tiene marca de 50-0, con 27 triunfos por K.O. para superar al legendario Rocky Marciano. "No me importa lo que digan, una victoria siempre es una victoria, sin tener en cuenta la manera como se consigue".

    Mayweather reconoció que podría haber ganado el combate al primer asalto. "Se dan estas situaciones en la vida y todo continúa. Nada es perfecto, sólo mi marca profesional", se vanaglorió el campeón invicto, que también anunció que el combate contra McGregor había sido el último de su carrera. "Le debía a los aficionados un buen espectáculo tras la pelea ante Manny Pacquiao".

    El púgil filipino salió al combate con una lesión en el hombro derecho, que se calló para no tirar por tierra los ingresos de 600 millones de dólares que generó, marca que los organizadores del "circo" montado con McGregor esperan superar.

    De momento, de acuerdo al propio Mayweather júnior, la venta de entradas dejó 80 millones de dólares de ingresos por taquilla. A la pelea en el T-Mobile Arena de 14.623 espectadores, asistieron entre otros estrellas de la NBA como Lebrón James, Pat Riley, Tyrone Lue, Paul Pierce y Dr.J; Mike Tyson, y el actor Bruce Willis.

    "Hemos superado los 72 que logramos con la pelea ante Pacquiao", aportó el campeón invicto, que agradeció a la cadena Showtime por todo el apoyo recibido y dijo que esperaba que el boxeo pudiera tener muy pronto al próximo Mayweather.

    Fuente: Ultima Hora.com