• Otros Deportes – Mayweather y McGregor escenificaron el "fiasco" anticipado

    El púgil estadounidense Floyd Mayweather junior y el peleador de artes marciales mixtas Conor McGregor, como se esperaba, escenificaron en el T-Mobile Arena de Las Vegas el mayor "fiasco" anticipado en la historia del deporte del boxeo.

    El resultado fue un nocáut técnico en el décimo asalto de la pelea programada a 12, dentro de la categoría del peso mediano junior, sin que hubiese ningún título en juego ni nada deportivo que resaltar.

    Con la excepción que el nocáut técnico fue el primero que consigue Mayweather junior, de 40 años, desde que logró, otro, de manera tramposa, al golpear al hispano Víctor Ortiz, cuando éste pensaba que la pelea estaba parada y le iba a dar el guante para iniciar las acciones, en el 2011.

    Después de completar el antepenúltimo espectáculo de mal gusto con su salida al cuadrilátero, Mayweather junior, con la cara tapada, ambos peleadores se enfrentaron sin ningún tipo de rubor ante unos aficionados que fueron a ver una "farsa" de combate.

    En la que todo estaba ya escrito y decidido, incluida la aprobación de la Comisión Atlética de Nevada, que permitió que uno de los mejores púgiles en la historia del boxeo se enfrentase a un peleador que iba a hacer su debut.

    Pero los millones estuvieron por delante de cualquier otra consideración y Mayweather junior hizo buenos todos los pronósticos al vencer a un rival que no fue ni tan siquiera sparring de calidad sobre el cuadrilátero, pero que a cambio se llegó una bolsa asegurada de 30 millones de dólares.

    Los dos protagonistas que se dedicaron a decir un sin fin de obscenidades, vulgaridades y promesas de "destruir" al rival durante varios meses, al final demostraron que ni tan siquiera tienen palabra de lo que prometen y expresan.

    Hablaron mucho, prometieron todo, y al final como ya habían anticipado los verdaderos amantes del deporte del boxeo no ofrecieron más que un espectáculo "lamentable" desde el apartado deportivo.

    Mayweather junior se dedicó a observar como McGregor, sin ningún tipo de velocidad, ni movimientos en sus manos, apenas sacó con cierta clase el directo de izquierda, y menos en los pies, siempre abiertos, y le permitió que hiciese su papel de ganarlos en la puntuación de los jueces, no por méritos de su rival, sino por que él no hizo nada.

    A partir del cuarto fue cuando comenzó el entrenamiento con McGregor y el excampeón invicto comenzó a colocarle las manos que quería con las combinaciones al cuerpo y a la cabeza, como había anticipado su padre Mayweather senior y ahí el peleador irlandés de artes marciales mixtas comenzó a pedir la hora y abrir la boca.

    Todo estaba ya acabado, la historia de los otros asaltos no fue más que ver como Mayweather junior seguía con su exhibición, para colocar los golpes que quería con su mano derecha, mientras que su rival aguantaba para por al menos con su corazón justificar en parte los millones de dólares que tenía también ya asegurados.

    De esta manera se llegó al noveno asalto, donde Mayweather junior castigó con más dureza a McGregor que apenas pudo acabarlo, pero al inicio del décimo el excampeón invicto se cansó de seguir con el entrenamiento y le colocó varias series de combinaciones al peleador irlandés de 29 años que ya apenas se mantenía en pie.

    McGregor no respondía a ninguno de los golpes y el árbitro de la pelea Robert Byrd, que estuvo igual de mal que los peleadores, tenía que haber eliminado antes al luchador de las artes marciales mixtas, decidió que ya no tenía sentido que siguiese recibiendo un castigó que de verdad le pudiese afectar su integridad física.

    De esta manera, Mayweather junior, de 40 años, mantuvo el invicto como profesional, al dejar su marca en 50-0, con 27 nocáuts, la mejor de todos los tiempos al superar a Rocky Marciano (49-0), con el que estaba empatado.

    Muchos creyeron, que si ya era poco "ético" enfrentarse a un peleador de artes marciales mixtas que no había hecho un solo combate de boxeo, más lo sería si al final contaba la pelea para su marca.

    Nada de eso le importó a Mayweather junior, ni el que a partir de ahora sea recordado como el púgil que estando en la cima y habiendo demostrado ser de los mejores de todos los tiempos, al final "traicionó" a la integridad del deporte del boxeo.

    Además, el triunfo dejó a Mayweather junior con una bolsa asegurada de 100 millones de dólares, que puede incrementar, al igual que la de McGregor, en base a los ingresos que puedan darse por la venta de los derechos de televisión de pago.

    De acuerdo a los organizadores se espera que puedan batir marcas después que fue televisado por 225 países a través de todo el mundo, aunque al principio tuvieron problemas con la trasmisión por lo que tuvo que retrasarse el comienzo de la mal llamada pelea de boxeo.

    Pero para suerte del deporte del boxeo, Mayweather junior, volvió a declarar en público que la "farsa" de combate montado contra McGregor sería la último de su carrera profesional.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Otros Deportes – "Una pelea divertida" ante un ganador de pura sangre

    VIDEO. El artemarcialista Conor McGregor, que perdió ante el púgil estadounidense Floyd Mayweather en el décimo asalto del combate en el que debutó como boxeador, consideró que la pelea "fue divertida". Por su parte, el norteamericano señaló: "No me importa lo que digan, una victoria siempre es una victoria".

    "Fue una pelea divertida y espero que todos ustedes la hayan disfrutado", declaró McGregor, que reivindicó que podía haber continuado en el combate y lamentó que el árbitro le cortase el ritmo cuando mejor estaba.

    "Me tenía que haber dejado seguir con el golpeo por detrás, porque él (Mayweather) se daba la vuelta de forma intencionada", opinó el irlandés.

    Mcgregor reconoció, con todo, que el campeón invicto estadounidense, que dejó su marca en 50-0, la mejor de todos los tiempos al superar la de Rocky Marciano, siempre tomó buenas decisiones sobre el cuadrilátero.

    "Demostró que es un peleador muy centrado, rápido, que no comete errores y que selecciona bien tanto sus movimientos como los golpes", destacó McGregor. "Pero creo que cuando el árbitro decidió parar la pelea estábamos en la lucha. De hecho, considero que tenía 5-4 arriba con los nueves asaltos anteriores".

    Sin embargo, las cartulinas de los tres jueces mostraron todo lo contrario. Solo uno le dio a McGregor ganador de tres asaltos; los otros dos le dieron la victoria en uno y en el noveno le pusieron 10-8 a favor de Mayweather.

    "Pienso que era un combate igualado y que el árbitro se precipitó a la hora de pararlo, dado que simplemente estaba un poco fatigado", expresó McGregor en rueda de prensa.

    Las imágenes de la pelea muestran cómo recibe hasta doce golpes seguidos al rostro sin responder a ninguno.

    "Tengo que darle crédito porque sus golpes fueron muy precisos", admitió sobre su rival.

    McGregor reiteró que se sentía satisfecho con el intercambio de golpes y por haber forzado a Mayweather a comportarse como un púgil mexicano que siempre ataca para conseguir la victoria.

    "Lo convertí en un mexicano esta noche, peleó como mexicano", dijo McGregor al finalizar la pelea, reconociendo la agresividad del púgil estadounidense, que cumplió con la promesa de terminar por la vía corta y no dejar a los jueces la oportunidad de decidir la pelea.

    McGregor insistió: "Gané los primeros tres asaltos, el cuarto estuvo parejo, por lo que estábamos arriba en la pelea cuando la pararon. Me sorprendieron las calificaciones de los jueces".

    El peleador irlandés se llevó una bolsa garantizada de 35 millones de dólares, que podrá incrementar con el porcentaje que reciba de la venta de la televisión de pago.

    En cuanto a la experiencia de haber debutado en el mundo del boxeo, destacó que era muy diferente al de las artes marciales mixtas.

    "El cheque fue muy bueno, pero el deporte del boxeo es muy diferente y complicado", subrayó McGregor, de 29 años. "Ahora debo pensar de nuevo en las artes marciales mixtas".

    Ni uno de los golpes que McGregor conectó al cuerpo y al rostro de Mayweather le generó el mínimo daño externo o le puso en riesgo de irse a la lona, que era lo que había ‘prometido’ un día antes de la pelea, y además hacerlo en el primer asalto.

    Ajeno a todas las críticas que ha recibido por la pelea que protagonizó ante el luchador de artes marciales mixtas, el irlandés Conor McGregor, que hizo su debut en el boxeo, y al que venció por K.O.técnico en el décimo asalto, el invicto Floyd Mayweather júnior, dijo que al final siempre será recordado como un ganador.

    "He tenido grandes combates, algunos muy aburridos, pero al final del día siempre seré recordado como un ganador", declaró Mayweather en rueda de prensa tras concluir la pelea que protagonizó ante McGregor. "Hice el boxeo que necesitaba para ganar y el resto no tiene importancia", añadió.

    Admitió que no hizo su mejor boxeo, pero que estuvo preciso, que dejó que McGregor se agotase en los primeros asaltos y luego con sus golpes lo dejó fuera de combate cuando el árbitro Robert Byrd paró las acciones al minuto y cinco segundos de iniciadas en el décimo asalto.

    "No tenía porqué desgastarme, aunque estaba perfectamente preparado", analizó el campeón invicto, que ahora tiene marca de 50-0, con 27 triunfos por K.O. para superar al legendario Rocky Marciano. "No me importa lo que digan, una victoria siempre es una victoria, sin tener en cuenta la manera como se consigue".

    Mayweather reconoció que podría haber ganado el combate al primer asalto. "Se dan estas situaciones en la vida y todo continúa. Nada es perfecto, sólo mi marca profesional", se vanaglorió el campeón invicto, que también anunció que el combate contra McGregor había sido el último de su carrera. "Le debía a los aficionados un buen espectáculo tras la pelea ante Manny Pacquiao".

    El púgil filipino salió al combate con una lesión en el hombro derecho, que se calló para no tirar por tierra los ingresos de 600 millones de dólares que generó, marca que los organizadores del "circo" montado con McGregor esperan superar.

    De momento, de acuerdo al propio Mayweather júnior, la venta de entradas dejó 80 millones de dólares de ingresos por taquilla. A la pelea en el T-Mobile Arena de 14.623 espectadores, asistieron entre otros estrellas de la NBA como Lebrón James, Pat Riley, Tyrone Lue, Paul Pierce y Dr.J; Mike Tyson, y el actor Bruce Willis.

    "Hemos superado los 72 que logramos con la pelea ante Pacquiao", aportó el campeón invicto, que agradeció a la cadena Showtime por todo el apoyo recibido y dijo que esperaba que el boxeo pudiera tener muy pronto al próximo Mayweather.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Otros Deportes – Revelan bolsa de Mayweather a horas de combate con McGregor

    El peleador estadounidense Floyd Mayweather obtendrá una interesante bolsa económica de dólares por la pelea que sostendrá contra el peleador de marciales mixtas Conor McGregor.

    A sólo unas horas de que se lleve a cabo la pelea en Las Vegas (Nevada), se reveló la suma que ganará Mayweather en el combate que ha causado polémica en el medio boxístico.

    El estadounidense obtendrá ganancias de 100 millones de dólares, una cifra con la que el peleador se ha jactado en varias ocasiones en los últimos meses.

    Por su parte, de acuerdo a los mismos datos de la papeleta de sueldos registrada en la Comisión Atlética de Nevada, McGregor ganará 30 millones de dólares.

    La cifra que obtendrá McGregor es sumamente alta si se toma en cuenta que es un boxeador debutante con registro de 0-0.

    El combate se llevará a cabo este sábado por la noche en el T-Mobile Arena, en la ciudad de Las Vegas, como parte de una función de ocho peleas en total.

    La papeleta suma un costo total en 131.850,500 para cubrir los sueldos de los 16 boxeadores que tomarán parte en la cartelera.

    El combate está pactado a 12 asaltos en la división de los medios junior, y ambos peleadores usarán guantes de ocho onzas.

    El irlandés subrayó en la última conferencia de prensa que ganará el combate porque sabe usar ese tipo de guantes, porque tiene más calidad boxística que su rival y porque cuenta con 29 años, mientras que Mayweather ya tiene 40 y está saliendo de una semirretirada de dos años.

    En el clásico estilo de la promoción, McGregor se burló de la edad de Mayweather y dijo que "le ganaré a este viejo".

    Mayweather (49-0, 26 KOs) no está contento y dijo que al permitir guantes de ocho onzas "cometieron un gran error".

    "No estoy contento, pero aún así ganaré. Supuestamente de esa manera él puede desempeñarse mejor, pero a mí también me facilitará mi trabajo, y no veo que (McGregor) pueda aguantar dos rondas"

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Otros Deportes – Mayweather-McGregor: La hora de los puños en Las Vegas

    ANÁLISIS. Mayweather quiere alcanzar la marca de 50-0 y McGregor hacer historia. El mundo se centra en lo que será la pelea del siglo en Las Vegas.

    Todo está listo en Las Vegas para el espectáculo que nadie ha sabido definir ni encuadrar en una modalidad deportiva específica como es la pelea de boxeo entre el estadounidense invicto Floyd Mayweather Junior y el luchador irlandés de artes marciales mixtas Conor McGregor.

    Después de haberse montado un circo mediático tan "surrealista" y poco ético como el lamentable espectáculo de promoción de la pelea que dieron los dos protagonistas, ha llegado la hora que el sábado por la noche se suban al cuadrilátero montado en el T-Mobile Arena para definir a un ganador.

    Como es lógico, el gran favorito es Mayweather junior, un excampeón invicto de 40 años, que a pesar de no haber boxeado en dos años, se retiró de forma voluntaria, mantiene su condición de haber sido uno de los grandes de todos los tiempos.

    Mientras que su rival (0-0) hará su debut como profesional del boxeo y aunque es 11 años más joven, y aseguran que posee una gran pegada, no tiene asimilados los fundamentos ni el conocimiento de la ciencia del deporte que representó mejor que nadie el legendario Mohammed Ali, un peso pesado que mostró al mundo entero lo que debe ser un verdadero púgil y lo hermoso que es cuando se ejecuta bien.

    Nada de eso interesa en el duelo entre Mayweather junior y McGregor, dado que se montó en base a que el excampeón invicto estadounidense hiciese su última salida al cuadrilátero no para competir sino para llevarse otro bolsa que podría superar los 250 millones de dólares y además de regaló un triunfo más de marca.

    Mayweather Junior tiene garantizada una bolsa de 100 millones de dólares que con el porcentaje que reciba de los derechos de venta por televisión de pago podrían alcanzar como mínimo los 250 millones de dólares o superar los conseguidos por su duelo ante el excampeón filipino Manny Pacquiao, en mayo del 2015.

    Aunque Mayweather junior insiste que para nada piensa en la marca de los 50 triunfos sin derrota que lo dejaría como el único en la historia del boxeo que acaba campeón invicto y con tantas victorias, es otro aliciente exclusivo que tiene la pelea para el púgil estadounidense que ha sido el que ha impuesto las reglas del juego.

    Las que han aceptado hasta la propia Comisión Atlético de Nevada, que con los ingresos de más de 600 millones que se espera dejen el llamado espectáculo deportivo, se olvidó de defender y velar por la integridad de los atletas a cambio de tener asegurada también una importante cantidad de millones de dólares.

    De ahí, que tras el pesaje que ambos protagonistas cumplieron sin ningún problema, se pudo ver a Mayweather junior más feliz que nunca, completamente relajado y seguro que a partir del sábado por la noche habrá conseguido todos los objetivos que se propuso con un combate que pasará a la historia porque nadie ha podido definir.

    También estará pleno de felicidad McGregor que antes de subir al cuadrilátero ya tiene asegurada una bolsa de 30 millones de dólares, que supera cualquiera de las que haya ganado por sus peleas en el octógono durante su carrera en las artes marciales mixtas.

    Pero, al igual que Mayweather junior, el peleador irlandés terminará ganando muchos más millones, hasta poder llegar a los 100 por haber promocionado su propio debut en el deporte del boxeo, algo completamente insólito y sin ningún argumento racional.

    Mientras la ironía será ver al resto de los profesionales que rellenan la cartelera si que tratarán de dejar en alto al deporte del boxeo aunque lo hagan por una auténtica "miseria" en comparación con lo que van a recibir Mayweather junior y McGregor.

    Estos profesionales los encabeza Gervonta Davis (18-0, 17 KOs), quien perdió el título mundial ligero junior al estar por dos libras por encima del peso limite de las 132, que ganara 600.000 dólares por su combate frente al costarricense Francisco Fonseca (19-0-1, 13 nocáuts), quien apenas tendrá una bolsa de 35.000 dólares.

    Aunque Fonseca, de 23 años, recibirá un cheque mayor por la porción del dinero que le deberá pagar Davis al estar con más peso del establecido por el reglamento y el contrato.

    El campeón secundario de peso ligero, Nathan Cleverly (30-3, 16 KOs), de Gales, ganará 100.000 por su defensa ante Badou Jack, aunque es probable que Cleverly reciba más dinero por la transmisión de la función en la televisión británica.

    Jack (20-1-3, 12 KOs), quien pelea por primera vez desde que dejó vacante su título Supermedio, recibirá 750.000 dólares.

    Dentro del peso crucero, Andrew Tabiti (14-0, 12 KOs) y Steve Cunningham (29-8-1, 13 KOs), exdoble campeón mundial, recibirá una bolsa de 100.000 cada uno por su pelea en pago por evento, que también les puede dejar algún dinero más.

    Mientras que los pesos welter Thomas Dulorme y el veterano cubano Yordenis Ugas ganarán 75.000 dólares y 50.000 dólares, respectivamente, cada uno por enfrentarse en combate pactado a 10 asaltos y que serán los que representen al verdadero deporte del boxeo.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • BOXEO – Primer round: casi a las piñas

    Mayweather y McGregor están en Las Vegas en uno de los eventos promocionales y si bien no se van a poner cara a cara, sí hubo un cruce que casi termina en pelea. Mirá el video.

    El sábado será el día de la pelea más comentada de la historia, pero Floyd Mayweather y Conor McGregor ya tuvieron un round en Las Vegas, en donde se cruzaron y casi se van a las manos. Los guardaespaldas tuvieron que separar en medio de empujones y tumulto. Aguanten unos días, muchachos…

    La casi pelea sucedió en un evento promocional realizado en la Toshiba Plaza, en donde el irlandés llegó una hora más tarde que el estadounidense y le recriminó que no se saquen fotos cara a cara, como comúnmente se realiza. “Este combate no va a ser para nada el más difícil de mi carrera, voy a aplastarlo. Ya veremos si lo hago en uno o dos asaltos. Estoy tranquilo y sereno, como antes de cada pelea. He entrenado muy duro y estoy preparado para enfrentarme a Mayweather. Voy a ser despiadado en el ring. Creo que va a quedar inconsciente en menos de lo que dura un asalto”, soltó McGregor. “Este combate no llegará al límite de los doce asaltos, se admiten apuestas. Le debemos a los aficionados una gran pelea y estoy contento de que sea la número 50 para mí. Estoy convencido de que será un gran combate”, dijo Floyd.

    Fuente: Ole.com