I had looked into many tutoring services, but they weren’t affordable and did not understand my custom-written needs. MyEssayWriter.net’s services, on the other hand, is a perfect match for all my written needs. The writers are reliable, honest, extremely knowledgeable, and the results are always top of the class!buy essay. Every day thousands of students type ‘who can write my paper’ in their browsers, not knowing what company to rely on.

  • UEFA EUROPA LEAGUE – Atlético de Madrid sufre, pero se clasifica a semis

    El Atlético de Madrid logró el objetivo de pasar a las semifinales de la Europa League pese a perder y ofrecer una mala imagen este jueves en Lisboa contra el Sporting de Portugal (1-0), al que había ganado por 2-0 en la ida.

    La primera parte fue un monólogo del Sporting ante un apático Atlético de Madrid sobrepasado por la verticalidad de los lisboetas.

    El primer aviso serio llegó en el minuto 10, tras un córner que botó Bruno Fernandes por la derecha y que remató de forma magistral el uruguayo Coates, que no subió al marcador gracias a una estirada de Oblak ante el asombro de la hinchada de los leones.

    En el primer cuarto de hora, los de Jorge Jesus ya habían tenido tres ocasiones de cabeza, ante un pasivo Atlético de Madrid.

    A pesar de que en el minuto 25 se lesionó Mathieu, que fue sustituido por Petrovic, el Sporting siguió intentándolo y recogió los frutos en el minuto 27, de nuevo tras un centro medido de Bruno Fernandes que remató en el segundo palo el colombiano Fredy Montero (1-0).

    Hasta el final de la primera parte, el Sporting lo siguió intentando y en el minuto 45 la ventaja pudo ser mayor si el joven extremo diestro Gelson Martins hubiera estado acertado tras un buen centro del argentino Acuña por la izquierda que, más que un remate, pareció un despeje.

    A pesar de las importantes bajas del Sporting, los laterales titulares Coentrão y Piccini, el goleador holandés Bas Dost o su motor del centro del campo William Carvalho, los de Alvalade creían en la remontada.

    El único cambio tras el descanso, la entrada de Vrsaljko por el lateral derecho Lucas Hernández.

    En los primeros minutos, el Atlético presionó más arriba y parecía que se haría con las riendas del partido, pero la incertidumbre se volvió a apoderar de los colchoneros tras la lesión en el minuto 50 de Diego Costa, sustituido por Fernando Torres.

    El Sporting seguía a lo suyo, con juego muy directo, y un nuevo córner en el minuto 52 que botó Bruno Fernandes lo remató solo Gelson Martins, que, de nuevo, mandó el esférico a las nubes.

    El primer disparo a puerta de los rojiblancos llegó en el minuto 57, cuando Griezmann intentó un tiro cruzado que atajó Rui Patricio.

    También mostró su mordiente Torres, que lo intentó en el 61 tras un buen desmarque.

    Sin embargo, los dueños de la medular eran el argentino Battaglia y el costarricense Bryan Ruiz, que lograron anular a Koke y a Gabi.

    El Sporting pudo empatar la eliminatoria en el minuto 63 si Montero hubiera disparado bien un balón dentro del área y en el 68 con un disparo lejano de Acuña que sacó Oblak bajo la portería.

    A pesar del empuje sportinguista, Griezmann tuvo en sus botas el pase a semifinales con un mano a mano ante el portero titular de la selección de Portugal, Rui Patricio, que hizo una parada providencial.

    Un minuto y medio más tarde, el francés volvió a tener el gol en otro mano a mano y, de nuevo, volvió a perdonar, recordando aquellos momentos de la final de la Eurocopa de Francia en los que Griezmann no pudo batir a Rui Patricio.

    En los últimos minutos, el Atlético acabó pidiendo la hora ante un Sporting que no dejó de colgar balones al área rojiblanca.

    Mala imagen del Atlético de Madrid ante un Sporting de Portugal que este jueves fue superior, aunque logró el objetivo y se metió en las semifinales de la Liga Europa.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • UEFA EUROPA LEAGUE – Arsenal se mete con apuros en semifinales de Europa

    Arsenal se clasificó con apuros para las semifinales de la Europa League al empatar ante el CSKA Moscú (2-2) en un partido en el que el equipo inglés dio una mala imagen, especialmente en defensa.

    Espoleado por la remontada del Roma ante el Barcelona, los rusos marcaron dos goles y estuvieron a punto de obrar el milagro, pero les faltó gas en la segunda parte, lo que fue aprovechado por el Arsenal para empatar en el último cuarto de hora.

    El equipo inglés, gran favorito junto al Atlético de Madrid a alzarse con el título, lo pasó muy mal, especialmente su técnico, Arsene Wenger, que no quiere despedirse tras 22 años en el banquillo sin una final europea.

    Sin el armenio Mkhitaryan, que se lesionó en la ida y podría perderse lo que queda de temporada, Welbeck volvió a salir de inicio en la delantera por detrás de Lacazette, lo que fue todo un acierto.

    Pese al 4-1 de la ida, el Arsenal no salió a defender e intentó ahuyentar cualquier atisbo de remontada, mientras los rusos lo intentaron con transiciones rápidas.

    El Arsenal le dio el balón a Özil, pero el alemán apenas encontró huecos en la fornida defensa rusa, que vigiló muy bien a los laterales españoles Bellerín y Monreal.

    Mientras, los locales lo intentaban por medio de la nueva estrella del fútbol ruso, Golovin, que marcó un golazo de falta en la ida en el estadio Emirates.

    Apenas hubo una sola ocasión de los ingleses digna de destacar en la primera parte, con la excepción de un contraataque de Welbeck y un remate de cabeza de Monreal tras un saque a balón parado.

    Wenger, con razón, se desgañitaba en la banda, ya que los rusos aprovecharon su primera oportunidad para inaugurar el marcador (min. 39).

    No podía ser otro que Golovin, quien centró desde la izquierda, Nababkin le ganó en el salto a Monreal, Cech despejó con muchas dificultades el remate y Chálov aprovechó el rechace para marcar.

    El croata Bistrovich pudo marcar el segundo un par de minutos después, pero su disparo desde fuera del área se marchó desviado por poco.

    El Arsenal, que apenas dio una a derechas en los primeros 45 minutos, acabó la primera parte desarbolado y pidiendo la hora.

    Las cosas no cambiaron tras la reanudación y la bíblica fragilidad defensiva del equipo dirigido por Wenger volvió a quedar en evidencia.

    Un disparo desde fuera del área del omnipresente Golovin fue mal despejado por Cech, que dejó el balón muerto, rechace que fue remachado al fondo de las mallas por un escorado Nababkin (min.50).

    En ese momento, el Arsenal estaba grogui y los rusos tenían casi toda la segunda parte para marcar un tercer gol y consumar una remontada histórica.

    El Arsenal pareció ver las orejas al lobo y decidió dormir el partido, mientras a los rusos parecieron empezar a faltarle las energías y las ideas.

    La leyenda del CSKA, Ignashévich, de 38 años, tuvo en sus botas el tercer gol con un disparo durísimo que pasó lamiendo el poste izquierdo defendido por Cech.

    Entonces, Welbeck, el mejor jugador de los ingleses, se inventó una pared con el egipcio Elneny que le dejó solo ante Akinféev, al que batió magistralmente (min.79).

    El gol fue un revés insuperable para el equipo del Ejército ruso, que se alzó con la UEFA en 2005, pero que desde entonces no ha podido reverdecer viejos laureles.

    Otra jugada en la que intervino Elneny acabó con un buen pase interior para Ramsey, que superó al guardameta local en su salida con un toque sutil (min.92).

    La derrota quebró una racha de seis victorias consecutivas de los londinenses en la Liga Europa, pero no les impidió meterse en las semifinales, en las que les espera el Atlético de Madrid, el Marsella y el Salzburgo.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • UEFA EUROPA LEAGUE – Salzburgo avergüenza a Lazio en cuatro minutos y pasa

    El Salzburgo remontó al Lazio y se clasificó para las semifinales de la Europa League después de ganar 4-1 al conjunto italiano en cuatro minutos mágicos en los que marcó tres goles que sellaron su pase hacia la siguiente ronda.

    Entre el minuto 72 y el 76, el cuadro austríaco se desató y cuando parecía perdido con un empate a un gol en el marcador, hizo tres dianas que dejaron grogui a un equipo que soñaba con volver a jugar una semifinal después de 16 años. La última vez que el Lazio llegó a esa ronda fue en 2002, cuando fue eliminado por el Oporto.

    En el caso del conjunto austríaco, la historia era aún más dura, porque desde 1993 no alcanzaba unas semifinales. Antes de empezar el duelo, estaba a sólo dos tantos de igualar al sorprendente Salzburgo que aquel año perdió la final contra el Inter de Denis Bergkamp y Walter Zenga.

    Sin embargo, el primer acto fue extraño, porque el Salzburgo no fue a por su rival como se esperaba. El público del Red Bull Arena imaginaba a un equipo volcánico, que fuera a morder a su rival desde el primer instante. Pero no fue así.

    El Lazio, acomodado con el 4-2 de la ida, controló el partido con una gran actuación del brasileño Lucas Leiva, que en los 45 minutos iniciales dirigió el partido como quiso. Pero, pese a esa buena dirección, salvo una oportunidad de Ciro Immobile, no hubo nada más relevante para los italianos.

    El Salzburgo tampoco hizo mucho más. Sólo un disparo peligroso de Hwang sumó a las estadísticas austríacas una oportunidad antes del descanso. Eso fue todo. La primera parte, en realidad, fue para olvidar. Todo iba a pasar en la segunda.

    Immobile fue el primer protagonista con otras dos claras ocasiones que no supo aprovechar. Pero, a la cuarta, el delantero del Lazio, con un pase magistral de Luis Alberto, marcó el 0-1 con un disparo a una escuadra de la portería defendida por Alexander Walke. Fue un golazo, pero insuficiente, porque, entonces, comenzó la exhibición del Salzburgo.

    Primero, golpeó con el empate un minuto después. El israelí Dabbur, con un disparo que tocó en un defensa del Lazio y despistó al portero albanés Thomas Strakosha. Fue sólo el principio, porque seis minutos después comenzó la locura.

    Amadou Haidara, en el 72, con un trallazo desde fuera del área, hizo el 2-1; Hwang Hee-Chan, en el 74, aprovechó un grave error defensivo para marcar el 3-1; y, finalmente, Stefan Lainer, en el 76, remató un córner que sentenció al Lazio.

    En esos cuatro minutos, el Salzburgo avergonzó a un rival que hasta entonces había manejado el partido con corrección. Aún tenía tiempo para marcar otro gol y provocar la prórroga, pero no lo consiguió y el Salzburgo regresó a unas semifinales 25 años después. El Lazio sumará un año más sin llegar a esa ronda. Y ya van 16.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • UEFA EUROPA LEAGUE – Payet conduce al Marsella a las semifinales

    El Olympique Marsella volverá a disputar catorce años después las semifinales de la Europa League tras golear por 5-2 al Leipzig alemán, gracias a una sensacional actuación de atacante Dimitri Payet.

    Ni el gol de desventaja (1-0) con el que arrancó el conjunto francés el partido de vuelta, ni el tempranero tanto del portugués Bruma, que adelantó a los germanos en el marcador (0-1) a los dos minutos de juego, nada, ni nadie pudo contener a Payet, que se apoderó por completo del partido.

    De hecho, el internacional francés participó en todos los tantos del Olympique de Marsella, que no desaprovechó la bisoñez, sobre todo, en defensa del Leipzig para "colarse" casi tres lustros después en unas semifinales europeas.

    Y es que con la misma rapidez con la que los de Ralph Hasenhüttl se adelantaron en el marcador, el Leipzig dejó escapar su ventaja ante el empuje de Payet, que desplegó todo su catálogo de recursos ofensivos.

    Así, si en el 1-1 Payet mostró a los seis minutos su buen golpeo a balón parado en un saque de esquina, que el austríaco Stefan Ilsanker acabó introduciendo en su propia portería tras un remate el griego Kostas Mitroglou, en el 2-1 el internacional galo evidenció que no pierde precisión en carrera.

    El espectacular centro del internacional galo permitió a Morgan Sanson plantarse sólo a los nueve minutos en el área rival, donde hasta en dos ocasiones del Leipzig Peter Gulacsi privó al marsellés del gol.

    Aunque nada pudo el meta húngaro por que el rechace llegase a los pies e Bouma Sarr, que libre de marca estableció el 2-1, que dejaba a los de Rudi García a un tanto de la clasificación.

    Un pase que el Olympique de Marsella pareció sentenciar a los diecisiete minutos con un soberbio zapatazo lejano de Payet, que no subió al marcador al señalar el colegiado una falta previa de Kitroglou sobre un defensa.

    Contratiempo que pareció enrabietar todavía más a Payet, que en el 38 volvió a servir otro magistral balón en el saque de una falta lateral, para que Florian Thauvin, esta vez sí, hiciese subir al marcador el 3-1.

    Pero si en el Olympique de Marsella destaca la presencia de Payet, en el Leipzig a falta del delantero Timo Werner, que no jugó aquejado de unas molestias, todas las miradas se centran en el guineano Naby Keita.

    El jugador africano, que ya participó activamente en el 0-1, permitió a los germano soñar de nuevo con la clasificación, al permitir con un soberbio taconazo que Jean-Kevin Augustin estableciese en el minuto 55 el momentáneo 3-2, que volvía a poner en ventaja al Leipzig en la eliminatoria.

    Sin embargo, Dimitri Payet no estaba dispuesto a que nadie arruinase su gran noche y cinco minutos después, en el 60, encarriló la clasificación del Olympique con una excelente jugada individual.

    El atacante marsellés tras recoger el balón en la frontal se plantó en el interior del área con un elegante regate que Payet culminó con un no menos espectacular remate que se coló por la escuadra.

    Un tanto que aclaró definitivamente el pase a semifinales del conjunto local, que culminó la goleada en el tiempo de prolongación con un tanto del japonés Hiroki Sakai, que firmó en el 94 a puerta vacía el definitivo 5-2, tras aprovechar la subida a rematar un córner del portero visitante Gulacsi.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • UEFA EUROPA LEAGUE – Salzburgo avergüenza a Lazio en cuatro minutos y pasa

    El Salzburgo remontó al Lazio y se clasificó para las semifinales de la Europa League después de ganar 4-1 al conjunto italiano en cuatro minutos mágicos en los que marcó tres goles que sellaron su pase hacia la siguiente ronda.

    Entre el minuto 72 y el 76, el cuadro austríaco se desató y cuando parecía perdido con un empate a un gol en el marcador, hizo tres dianas que dejaron grogui a un equipo que soñaba con volver a jugar una semifinal después de 16 años. La última vez que el Lazio llegó a esa ronda fue en 2002, cuando fue eliminado por el Oporto.

    En el caso del conjunto austríaco, la historia era aún más dura, porque desde 1993 no alcanzaba unas semifinales. Antes de empezar el duelo, estaba a sólo dos tantos de igualar al sorprendente Salzburgo que aquel año perdió la final contra el Inter de Denis Bergkamp y Walter Zenga.

    Sin embargo, el primer acto fue extraño, porque el Salzburgo no fue a por su rival como se esperaba. El público del Red Bull Arena imaginaba a un equipo volcánico, que fuera a morder a su rival desde el primer instante. Pero no fue así.

    El Lazio, acomodado con el 4-2 de la ida, controló el partido con una gran actuación del brasileño Lucas Leiva, que en los 45 minutos iniciales dirigió el partido como quiso. Pero, pese a esa buena dirección, salvo una oportunidad de Ciro Immobile, no hubo nada más relevante para los italianos.

    El Salzburgo tampoco hizo mucho más. Sólo un disparo peligroso de Hwang sumó a las estadísticas austríacas una oportunidad antes del descanso. Eso fue todo. La primera parte, en realidad, fue para olvidar. Todo iba a pasar en la segunda.

    Immobile fue el primer protagonista con otras dos claras ocasiones que no supo aprovechar. Pero, a la cuarta, el delantero del Lazio, con un pase magistral de Luis Alberto, marcó el 0-1 con un disparo a una escuadra de la portería defendida por Alexander Walke. Fue un golazo, pero insuficiente, porque, entonces, comenzó la exhibición del Salzburgo.

    Primero, golpeó con el empate un minuto después. El israelí Dabbur, con un disparo que tocó en un defensa del Lazio y despistó al portero albanés Thomas Strakosha. Fue sólo el principio, porque seis minutos después comenzó la locura.

    Amadou Haidara, en el 72, con un trallazo desde fuera del área, hizo el 2-1; Hwang Hee-Chan, en el 74, aprovechó un grave error defensivo para marcar el 3-1; y, finalmente, Stefan Lainer, en el 76, remató un córner que sentenció al Lazio.

    En esos cuatro minutos, el Salzburgo avergonzó a un rival que hasta entonces había manejado el partido con corrección. Aún tenía tiempo para marcar otro gol y provocar la prórroga, pero no lo consiguió y el Salzburgo regresó a unas semifinales 25 años después. El Lazio sumará un año más sin llegar a esa ronda. Y ya van 16.

    Fuente: Ultima Hora.com