• Liga de Campeones – ¡Perdió el Manchester City!

    Manchester City sufrió su primera derrota de la temporada luego de 22 partidos invictos: el equipo de Guardiola cayó 2-1 ante el Shakhtar Donetsk en la última jornada del Grupo F de la Liga de Campeones. Por su parte, los ucranianos clasifican a 8vos.

     
    Mánchester City, ya clasificado, solo buscaba en Ucrania mantener la imbatibilidad esta temporada, en la que no conocía la derrota en ninguna competición. Pero ese objetivo era muy inferior al que podía conseguir el Shakhtar Donetsk: ganar para avanzar de fase en la Champions League.

    Por ello el equipo local mostró más hambre que su rival y fue mejor en la primera parte, teniendo la suerte además de marcar pronto, con un magnífico disparo de rosca de Bernard (26′) que se coló por la escuadra de Ederson. El portero brasileño del City fue el protagonista del segundo tanto de los ucranianos, ya que una mala salida suya y un intento errado de despeje de un pase largo, dejó solo a su compatriota Ismaily para que ampliase diferencias (32′).

    Ni siquiera con el 2-0 en contra el equipo entrenado por Pep Guardiola reaccionó, ofreciendo, de largo, el peor partido de la temporada. La única buena noticia para el City fue la entrada en la cancha en el segundo periodo del joven español Brahim Díaz, que jugó la última media hora sustituyendo al alemán Leroy Sané y fue el Citizen que creó más peligro.

    El gol de penal anotado en el descuento por Sergio Agüero solo sirvió al City para maquillar el resultado, ya que no fue suficiente para mantener la imbatibilidad del equipo inglés esta temporada (22 partidos entre Premier League, Copa de la Liga y Liga de Campeones).

    Fuente: Abc.com

  • Champions League – El Madrid trabaja de más para superar al Dortmund

    El Real Madrid gana 3-2 al Dortmund con goles de Mayoral, Cristiano y Lucas.

    El Real Madrid firmó un triunfo de orgullo, reaccionando a un nuevo exceso de confianza tras ver igualados dos tantos de ventaja, con un tanto final de Lucas Vázquez en la competición a la que tiene tomada la medida Cristiano Ronaldo, que firmó pleno de goles en todas las jornadas de la fase de grupos.

    La necesidad de recuperar la confianza perdida empujó al Real Madrid a tomar un partido intrascendente con la seriedad que demanda la competición. Zinedine Zidane rotó como en los viejos tiempos y encontró la actitud deseada en la competición preferida de Cristiano Ronaldo. Su temporada es digna de un expediente x. Letal en Europa, gafado en Liga.

    Adaptó un 4-3-3 a la necesidad del partido Zizou ante un Borussia Dortmund que buscaba refugio a su pésimo momento con defensa de cinco. En la zona del 9 asomaba Borja Mayoral que no desaprovechó la oportunidad para reivindicarse y meter picante a la comparación goleadora con Benzema. En momentos en los que se agolpan nombres de delanteros centros para el mercado invernal, dejó su mensaje en el campo. Si recibe más minutos para brillar, tiene gol.

    Después de su doblete en Copa al Fuenlabrada tardó ocho minutos en mostrar su hambre. Había avisado Cristiano nada más iniciar el partido con un disparo que mostraba las dudas de Bürki en el arco, que detenía como podía en dos tiempos. Y en una acción de portugués, que partía desde banda izquierda, Isco no controló en carrera y el balón cayó a Mayoral que definió con calidad picándolo a la salida del portero rival.
    Con todo de cara el Real Madrid le metió intensidad y Cristiano firmó con un golazo el registro que buscaba al marcar en todas las jornadas de la fase de grupos. En la frontal, sin la ansiedad que le atenaza en Liga, lanzó un control orientado a la derecha y chutó al palo largo con una preciosa trayectoria del balón que acarició la escuadra. Nueve goles en Europa por dos ligueros. Las rachas de los delanteros.
    El Dortmund era una caricatura de equipo. Se jugaba acceder a la Liga Europa y salió al césped como si él fuese el clasificado para octavos. Resucitó gracias a errores madridistas. La superioridad le invitó a rebajar la intensidad. Cometió perdidas graves en la salida de balón de Isco y Kovacic que fueron una invitación a adelantar metros al conjunto alemán.
    Probaba Zidane defensa con nuevos laterales. Nacho ocupaba el derecho sin Carvajal, sancionado, y con su sustituto natural, Achraf, en la grada en un día propicio para ganar confianza. En la izquierda Theo sí tenía la oportunidad de quitarse la mala espina que le quedó en Copa y rozó el gol en una subida con disparo cruzado. Le cogía la espalda Kagawa en la primera ocasión alemana, con un eslalon de Pulisic, que salvaba una rápida salida de Keylor.
    El Real Madrid pasaba a perdonar ocasiones que nunca pensaría que acabaría echando de menos. Cristiano, generoso, buscaba asistir de cabeza a Kovacic antes de un remate claro y de un disparo seco se encontraba al portero rival.
    Fue cuando entró en escena uno de esos nombres que se suele unir al Real Madrid. Aubameyang comenzó a mostrar sus cualidades, de inicio perdonando lo que un matador no falla. Tras pase rompiendo líneas de Bartra se vio solo ante Keylor Navas y disparó cruzado sin encontrar puerta.
    Varane sentía molestias musculares y no forzaba viendo el estado de la defensa madridista para medirse al Sevilla. Entraba Marco Asensio, Lucas Vázquez pasaba al lateral derecho y Nacho al centro de la defensa. Entró frío Asensio y un exceso de confianza costó el gol que metía en el partido al Dortmund a dos minutos del descanso. No atacaba el balón, se adelantaba Schmelzer que sacaba un gran centro de zurda que remachaba a la red en plancha Aubameyang.
    Otro error de concentración, con la defensa pasiva ante el ataque rival, confirmaba la reacción alemana. Gran gesto de Kagawa y mano a mano Aubameyang ante Keylor, que salvaba la primera pero nada podía hacer con el balón picado tras el rechace.
    Nacía un nuevo partido en el Bernabéu con el Real Madrid teniendo que elegir el camino de las dudas de sus últimos partidos o el de la reacción con orgullo pese a no jugarse nada. Optó por la segunda, con su nombre siempre en juego en la competición de la que es el rey en títulos, e inició un asedio.
    Primero fue con el dominio de balón y finalmente con ocasiones hasta que encontró el premio del gol. Ramos de cabeza antes de un buen puñado de ocasiones de un Cristiano omnipresente. La más clara la perdonaba tras robo de Isco, cruzando su disparo en exceso. Con el Real Madrid volcado Aubameyang retaba a un pulso de carreras a Nacho que salía victorioso.
    La entrada de Ceballos daba mayor calidad a las posesiones y después de otros tres lamentos por ocasiones perdonadas por Cristiano y el mayor tras un gol suyo mal anulado, de la lucha de Mayoral con el portero por un mal despeje al cielo de la defensa, llego el rechace que enganchó ajustado al palo Lucas Vázquez para dar un triunfo de orgullo.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Champions League – Napoli pierde ante el Feyenoord y se despide de la Champions League

    El Napoli quedó eliminado de la Champions League al caer como visitante ante el Feyenoord de Rotterdam (2-1), en una noche en la que los italianos necesitaban sumar tres puntos y que el Shakhtar Donetsk cayera ante el Manchester City para seguir vivos en la máxima competición continental.

    Los de Maurizio Sarri, superiores en la primera mitad, fueron perdiendo brío a medida que el resultado de su partido y el de Ucrania, con victoria final por 2-1 del Shakhtar, tornaban imposible el pase a octavos de final.

    Los italianos acabaron concediendo en el descuento una primera victoria europea a los holandeses, que se despidieron airosamente de Europa con una remontada ante su público mientras que el Napoli tendrá que conformarse con una plaza en la Liga Europa.

    El Manchester City, como primero de grupo, y el Shakhtar Donetsk, como segundo, entrarán en el bombo de los dieciséis mejores clubes europeos de la temporada el próximo lunes, en la localidad suiza de Nyon.

    Con un 4-3-3 como esquema táctico de inicio, los italianos sólo necesitaron un minuto y medio para abrir el marcador, tras un saque de falta del guineano Amadou Diawara que remató de cabeza Raúl Albiol y despejó el guardameta Kenneth Vermeer en primera instancia, antes de que el polaco Piotr Zielinski aprovechara el rechace para enviar el esférico al fondo de la red. Los napolitanos, segundos en el ‘calcio’, a un sólo punto de Inter, fueron haciéndose con el mando del partido, en posición y ocasiones de gol, ante un Feyenoord con escasa inventiva en los primeros compases del partido.

    Mientras miraban de reojo al marcador en Ucrania, y cuando parecía que lo mejor que le podía pasar al Feyenoord era no encajar más goles, los italianos se encontraron con un sorpresivo tanto local que hacía muy difícil su clasificación.

    Los de Giovanni van Bronckhorst encontraron portería en una jugada por banda de Steven Berghuis, que centró para que la estrella de los de Rotterdam, el internacional danés Nicolai Jorgensen, rematara de cabeza batiendo a Pepe Reina, mientras el resultado en Ucrania era de 2-0 para el Shakhtar Donetsk. Con empate en el marcador y sin cambios en el descanso, el Feyenoord perdió timidez en la segunda mitad y buscó con mayor desparpajo la portería de los italianos, que veían cada vez más difícil el pase a medida que, en el otro duelo del Grupo F, avanzaban los minutos sin que el Manchester recortara distancias con los ucranianos.

    Los jugadores de la "escuadra" italiana, superiores a los holandeses en el conjunto del partido, fueron bajando los brazos al ver que los de Guardiola no remontaban su partido. Ya en el tiempo de descuento y a saque de córner, los italianos vieron como Jerry St. Juste, defensa que había entrado minutos antes para reemplazar al lesionado Bart Nieuwkoop, remataba de cabeza y a placer desde el borde del área pequeña para otorgar los tres puntos al Feyenoord.

    El Napoli acabó así tercero del grupo F, con lo que disputará la siguiente fase de la Liga Europa, segunda competición continental mientras que los holandeses, que habían perdido todos sus encuentros de Champions League hasta ahora, lograron una dulce victoria en el último encuentro y ante su hinchada.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Liga de Campeones – Gol de Perotti da a la Roma el pase a octavos

    ROMA. Un solitario gol del argentino Diego Perotti le dio este martes el triunfo por 1-0 a la Roma contra el Qarabag azerbaiyano, lo que, sumado al empate entre el Chelsea y el Atlético Madrid, le dio a los romanos el pase a octavos como primero.


     
    Tras una primera mitad en la que la Roma estuvo bloqueado por la tensión, Perotti desató la euforia de la afición del Estadio Olímpico con un gol de cabeza en el minuto 53 y acabó con la resistencia de un Qarabag valiente.

    El equipo italiano terminó el grupo C con 11 puntos, al igual que el Chelsea, pero llegará a los octavos de final como primer clasificado gracias a los mejores resultados conseguidos en los choques directos con los ingleses (3-3 y 3-0) .

    El conjunto romano llegaba a este duelo tras sufrir una sola derrota en los últimos diez partidos, contra el Atlético en el Metropolitano, y salió con su habitual 4-3-3 liderado en la delantera por Perotti, el italiano Stephan El Shaarawy y el bosnio Edin Dzeko.

    Por su parte el Qarabag, ya matemáticamente eliminado, salió con un 4-1-4-1 con el español Miguel Madera “ Míchel ” , exjugador del Sporting de Gijón, que actuó de centrocampista ofensivo.

    El técnico de la Roma, el italiano Eusebio Di Francesco, había pedido a su equipo en la rueda de prensa previa al encuentro que no dejara “ respirar ” al Qarabag y que impusiera su superioridad técnica desde el comienzo, pero sus jugadores tardaron en crear peligros concretos.

    En los primeros 30 minutos la presión condicionó a unos romanos que solo dispararon una vez hacia la portería rival, con un tímido intento de Dzeko que golpeó el balón de tacón enviándolo sin mucha fuerza entre las manos del guardameta.

    La falta de decisión de la Roma dio confianza a un Qarabag que, poco a poco, fue subiendo su posición y que hasta dio unos sustos a la afición local con dos disparos desde fuera del área del surafricano Dino Ndlovu y del azerbaiyano Richard Almeida.

    Tras esos dos intentos de los visitantes, los romanos trataron de tomar la iniciativa y crearon su mejor ocasión al borde del descanso con el belga Radja Nainggolan, cuyo derechazo cruzado fue despejado por una buena intervención del portero, el bosnio Ibrahim Sehic.

    En ese momento, el empate del Atlético Madrid en Stamford Bridge contra el Chelsea le valía a la Roma para meterse en octavos, aunque la tensión seguía fuerte. Hacía falta un gol para recobrar tranquilidad y la alegría para los locales llegó en el minuto 53, cuando Perotti empujó entre las mallas de cabeza tras recoger un rechace del portero a disparo de Dzeko.

    Fue un alivio para la Roma, ya que apenas tres minutos después de adelantarse llegó la noticia del gol del español Saúl Ñíguez ante el Chelsea; por un lado, esa diana obligaba a los italianos a ganar, pero por otro les daba la posibilidad concreta de avanzar como primeros de grupo.

    Así, los “ giallorossi ” encerraron al Qarabag en su mitad de campo y se acercaron al segundo gol con un zurdazo desde fuera del área de Nainggolan que fue enviado a córner por una brillante parada de Sehic (m.62) .

    Pese a la evidente superioridad técnica de la Roma, el Qarabag no perdió la lucidez y mantuvo la mínima desventaja hasta el final, lo que le permitió realizar un gran esfuerzo en los últimos minutos en busca del empate.

    La mejor ocasión de los azerbaiyanos fue para Míchel en el 85, que lo intentó con un cabezazo desde el centro del área de penalti que Alisson logró detener con seguridad. La Roma se salvó de esa ocasión y a pesar de fallar la ocasión del segundo gol con Dzeko en el tiempo añadido pudo celebrar un triunfo que le dio el billete para los octavos de final como primer clasificado, lo que podría valerle a priori un sorteo más accesible.

    Fuente: Abc.com

  • Champions League – Bayern se impone al PSG, pero no le alcanza para ser primero

    El Bayern se impuso por 3-1 al PSG, lo que, sin embargo, no le basta para ser primero de grupo ya que pierde con el equipo francés, que había ganado en la ida por 3-0, la diferencia particular de goles.

    La hoja de ruta para el Bayern había sido definida por el entrenador Jupp Heynckes; lo que estaba en juego era ante todo el prestigio, después de la derrota en la ida que precipitó la destitución de su antecesor Carlo Ancelotti.

    La idea de buscar una victoria por cuatro goles de diferencia, para lograr el primer lugar del grupo, era algo que Heynckes no quería plantear abiertamente como objetivo.

    Tras el primer tiempo, el Bayern se fue al descanso ganando por 2-0, lo que hacía plausible la idea de una victoria por cuatro goles de diferencia, aunque el desarrollo del partido no mostraba un claro dominio bávaro, sino ante todo una mayor efectividad.

    El PSG tuvo más posición de pelota y la primera llegada clara, con un remate de Mbappé en el minuto 3 que paró el meta Sven Ullreich.

    Sin embargo, el Bayern adquirió pronto ventaja, en el minuto 8, por intermedio de Robert Lewandowski que capitalizó la primera situación de peligro generada por el club bávaro.

    La jugada la inició Franck Ribey con un pase a James Rodríguez, que ganó la línea de fondo y soltó un centro que Kingsley Coman bajó con la cabeza para que Lewandowski definiera con un remate desde el borde del área pequeña.

    El segundo gol llegó en el minuto 37, con un remate de cabeza de Corentin Tolisso a gran centro de James desde la izquierda.

    El marcador podía invitar a equivocaciones porque el PSG había tenido algunas buenas llegadas, entre ellas dos ocasiones claras de Neymar por lo que, pese a la ventaja bávara, no se podía asumir que el partido estuviera sentenciado.

    Además durante fases del partido, en las que el PSG presionó alto al Bayern, los bávaros parecían embotellados en su propia mitad y se tenía la sensación de que los dirigidos por Unai Emery podían marcar algún gol en cualquier momento.

    El gol no tardó mucho en llegar en la segunda parte. El PSG salió más agresivo y, tras una fase de presión -el Bayern había tratado de sacar el balón de su zona en tres ocasiones sin lograrlo- Mbappé marcó de cabeza en el minuto 49 a centro de Edison Cavani.

    El descuento hacía improbable la remontada en la que el Bayern había empezado a creer y el PSG seguramente había empezado a temer, pues en la segunda parte salió claramente con más intensidad

    El empate estuvo dentro de lo posible durante unos minutos. Julian Draxler tuvo una ocasión en el 61 y pocos segundos después Ullreich tuvo que desviar a saque de esquina una volea de Mbappé.

    Sin embargo, en el 69 llegó el tercero para el Bayern, marcado por Tolisso con un remate dentro del área tras gran desborde y centro de Coman desde la izquierda.

    Luego el Bayern tuvo una fase de presión, si el cuarto hubiera llegado seguramente el Allianz Arena se hubiera incendiado y todo hubiera estado dentro de lo posible.

    Sin embargo no alcanzó para tanto y el Bayern tiene que conformarse con haber refrendado su rumbo de recuperación que ha mantenido desde la llegada de Heynckes.

    Fuente: Ultima Hora.com