• Champions League – Mónaco clasifica a cuartos, los primeros sin Guardiola

    El Manchester City no disputará los cuartos de final de la Liga de Campeones, apeado por un buen Mónaco (3-1) que se apuntó a las remontadas y dejó a un equipo de Pep Guardiola eliminado en octavos de final por vez primera en la carrera del entrenador español.

    Los del Principado hicieron bueno el mayor valor de los goles en campo contrario y remontaron el 5-3 de la alocada ida, en un partido en el que los locales fueron muy superiores en el primer tiempo y sobrevivieron en el segundo.

    Serán los segundos cuartos de final que jueguen los del Principado en los tres últimos años. El mejor ataque del continente logró remontar un partido difícil ante un flojo City.

    Los de Guardiola, que se fueron con un 2-0, con goles de Mbappé y Fabinho, al descanso que les dejaba fuera, reaccionaron en la segunda mitad y consiguieron el tanto que les daba la clasificación. Una diana de Sané hizo a los ingleses soñar con la clasificación, pero Bakayoko reaccionó enseguida y dejó al técnico español fuera de los cuartos.

    Tras la locura del partido de ida, el partido de hoy fue más tranquilo y el Mónaco superior en el conjunto del duelo.

    En tromba salió el Mónaco en busca de la remontada, que desde los primeros compases pareció posible por la determinación de los del Principado y la inoperancia de la defensa de Guardiola.

    El equipo de la liga francesa embotelló al City en su área, una posición incómoda para un equipo que no está diseñado para defender y que dejó entrever sus limitaciones en ese ejercicio.

    El premio llegó pronto. La joya del Mónaco Kylian Mbappé se encontró con un buen Caballero en el minuto 7, pero en la siguiente jugada aprovechó un rechace de la defensa inglesa a un centro de Mendy para adelantar a su equipo.

    Once tantos en los últimos once partidos demuestran el gran momento del jugador de 18 años.

    La remontada estaba a solo un tanto y el Mónaco mantuvo la presión ante un desordenado City. Las ocasiones hacían presagiar un desastre de los de Guardiola, que sintieron el temblor de la eliminación, desarbolados por un dinámico conjunto del Principado.

    En el 29, los de Jardim tuvieron premio a su insistencia, de nuevo en una jugada de Mendy por la izquierda que centró raso al área, donde encontró a un certero Fabinho, que marcó su tercer tanto en la actual edición de la Liga de Campeones.

    Era un resultado lógico, incluso algo corto, un castigo merecido para el City, que ni siquiera se acercó al área rival.

    Tras el descanso, Guardiola movió ficha. Retrasó la posición de Kevin de Bruyne para tener más el balón y obtuvo el resultado esperado. Los visitantes se estiraron y el Mónaco ya no se sintió cómodo.

    Agüero dispuso de dos ocasiones, una muy clara que le sacó en el mano a mano el meta Subasic, y Leroy Sané también tuvo oportunidades para marcar.

    Y fue este último quien lo logró en el minuto 71, lo que devolvía al City a los cuartos, al aprovechar un rechace del meta monegasco tras un disparo de Sterling.

    Pero seis minutos más tarde se produjo una reacción de genio de los del Principado, una falta lanzada magistralmente por Lemar que Bakayoko, solo, transformó de potente cabezazo.

    El tanto monegasco no trajo consigo la reacción del City, que se echó más en manos del nervio que de la calidad.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Champions League – Oblak lleva al Atlético a los cuartos de la Champions League

    El Atlético de Madrid completó su acceso a los cuartos de final de la Champions con un 0-0 con el Bayer Leverkusen, con tres paradas seguidas y asombrosas para el recuerdo del esloveno Jan Oblak y con un partido a medio gas del equipo rojiblanco, entre los ocho mejores de Europa por cuarto año seguido.

    El Atlético nunca sufrió por la clasificación, después del 2-4 del encuentro de ida en Alemania, pero tampoco se sintió ni cómodo ni ganador del choque de vuelta, equilibrado, con oportunidades en ambas porterías y sin riesgos reales para su billete a la siguiente ronda, en la que ya espera rival en el sorteo del próximo viernes.

    Cumplió el trámite. Desde el principio no paró de gesticular, de moverse, inquieto, el argentino Diego Simeone toda la primera media hora ante un choque impreciso, sin control, ni del Atlético ni de su rival, un partido tan agitado por momentos, como el propio técnico, y un duelo de esos que no le gustan a los entrenadores, menos aún cuando la ventaja es tan buena de la ida.
    Porque el encuentro de vuelta partió de un 2-4 en Alemania. Un condicionante indudable para el envite final en el Vicente Calderón, por el efecto que supone, a veces inconsciente, en los equipos. Para el local, porque manda, es el favorito y le vale con lo que tiene; para el visitante, porque no tiene nada o muy poco que perder.
    Desde ahí surgió un partido raro. Si la eliminatoria mostraba muchas certezas para el Atlético, el duelo de vuelta admitía alguna discusión, sobre todo al inicio, aunque sólo fuera una circunstancia más de un clasificación a cuartos que ya era rojiblanca desde la ida y que lo siguió siendo este miércoles en el encuentro de vuelta.
    Pero, antes, en la primera media hora, tanto pudo marcar uno como otro, tanto pudo cerrarse como abrirse la eliminatoria. Lo segundo lo intentó unas cuantas veces el Bayer Leverkusen, primero con un tiro cruzado de Kevin Volland y después con un remate alto del mexicano Chicharito Hernández. Entonces, no exigieron una parada de Jan Oblak, aunque sí una intervención providencial de José Giménez.
    En todo ese tramo no estuvo cómodo el Atlético. No había llevado al partido a ese lugar en el que sentirse mejor que su adversario ni se había impuesto a su adversario ni por fútbol ni por ocasiones hasta allá por el minuto 37, ya con un movimiento de fichas en el centro del campo -Koke al medio y Saúl a la banda-, cuando tuvo dos oportunidades: la primera del argentino Ángel Correa, fuera, tras una pared con Griezmann; la segunda de Koke, salvada por Bernd Leno.
    Fue la mejor parada, la única realmente de verdad, de los 45 minutos que duró la primera parte, similar a la segunda, dentro de los mismos parámetros y de la sensación de que el 2-4 era un muro insuperable para el Bayer Leverkusen y una garantía para el Atlético, como lo fue atrás Diego Godín ante el ataque alemán.
    En el área del Leverkusen hubo alguna ocasión, un doble regate y un tiro de Correa y una vaselina de Griezmann, a la que le sobraron milímetros. En la del Atlético también, sobre todo una, triple, que, de no ser por el portero Jan Oblak habría supuesto el 0-1 en contra en el minuto 67 del duelo.
    El guardameta fue increíble entonces, con tres paradas inconmensurables, seguidas, con reflejos, todas dentro del área. Primero a Brandt y después dos veces a Volland. El cuarto tiro fue de Chicharito, cruzado y fuera. Impresionante. Todo el estadio se levantó ante tal acción de uno de los mejores porteros del mundo, al rescate del error que había cometido en esa jugada José Giménez.
    Desde esa intervención superlativa, y alguna más después, mantuvo el 0-0 el Atlético, una vez más entre los ocho mejores de Europa. Por cuarta vez consecutiva en la era Simeone. En estos últimos cuatro años, solo cuatro equipos han estado presentes en esa ronda ininterrumpidamente: Barcelona, Real Madrid, Bayern… Y Atlético.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Champions League – La Juve pasa el trámite y se mete en cuartos de final

    Juventus selló el pase a los cuartos de final de la Champions League al revalidar el triunfo por 2-0 conseguido en el duelo de ida con un 1-0 en Turín, decidido por un penal marcado por el delantero argentino Paulo Dybala.

    El choque del Juventus Stadium estuvo condicionado por la expulsión del uruguayo Maxi Pereira al final de la primera mitad, que provocó el penalti del 0-1 y que dejó a su equipo con diez hombres durante toda la reanudación.

    Tal y como había pasado en la ida, cuando el brasileño Alex Telles vio dos amarillas entre el minuto 25 y el 27, los portugueses pagaron errores individuales, lo que les impidió perseguir el sueño de una remontada.

    Tras caer ante el Bayern Múnich en los octavos de final de la pasada temporada, el Juventus logró este año meterse entre los ocho mejores equipos de Europa y conocerá el viernes su rival en los cuartos en el sorteo de Nyon (Suiza).

    El técnico de los turineses, Massimiliano Allegri, incluyó en el once a los argentinos Dybala y Gonzalo Higuaín, el croata Mario Mandzukic y el colombiano Juan Guillermo Cuadrado, y su equipo volvió a mostrarse muy sólido tanto en defensa como en ataque.

    Por su parte, el entrenador del Oporto, Nuno Espírito Santo apostó por la pareja de delanteros formada por el brasileño Tiquiño Soares y el portugués André Silva, aunque los dos futbolistas terminaron perjudicados por la expulsión de Pereira.

    El Juventus encaró el choque con gran concentración, determinado en gestionar el ritmo de juego sin conceder espacios al contragolpe a los rápidos delanteros del Oporto.

    Los campeones de Italia crecieron con el pasar de los minutos y, tras dos cabezazos peligrosos de Mandzukic, consiguieron en el minuto 41 una pena máxima por una mano de Pereira, que interceptó irregularmente un remate del "Pipita" Higuaín.

    El árbitro rumano Ovidiu Hategan castigó al lateral derecho del Oporto con la roja directa y Dybala batió al portero español Iker Casillas con un zurdazo cruzado que encarrilaba la eliminatoria a favor de los turineses.

    Tal y como había pasado en el partido del Do Dragao, el Oporto tuvo que jugar con diez hombres durante toda la segunda mitad, lo que acabó con sus opciones de remontar.

    En la reanudación, Allegri dio paso al extremo croata Marko Pjaca y al defensa central Andrea Barzagli con el objetivo de gestionar energías y de dar más equilibrio a su equipo.

    Aprovechando la superioridad numérica, los turineses se hicieron con la posesión del balón ante un Oporto al que le costaba presionar alto y que no lograba acercarse de forma peligrosa a la portería de Gianluigi Buffon.

    El delantero portugués Diogo Jota, cuya ficha pertenece al Atlético Madrid, tuvo la única buena oportunidad para su equipo cuando el duelo ya estaba sentenciado, pero su vaselina terminó fuera por pocos centímetros.

    Esa fue la última emoción de un partido que estuvo constantemente bajo control del Juventus y que permitirá a los hombres de Allegri volver a disputar unos cuartos de final de la Liga de Campeones.

    El club "bianconero" suma ya 21 partidos sin perder en su campo en competiciones europeas y alimentó sus sueños de llegar hasta el final en una competición que no gana desde 1996.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Champions League – El Leicester sigue haciendo historia y elimina al Sevilla

    El Leicester eliminó de la Champions al Sevilla con una victoria por 2-0 en la vuelta de los octavos de final.

    El equipo inglés remontó el 2-1 de la ida, en un partido en el que Steven N’Zonzi falló un penalti en el minuto 80, de convertirlo, hubiera dado paso a una prórroga.

    El Leicester se adelantó en el marcador a los 27 minutos con un tanto del defensa jamaicano Wes Morgan.

    En el minuto 54, Marc Albrighton firmó el 2-0 definitivo.

    Así, el Leicester es el octavo equipo inglés en la historia que logra meterse a los cuartos de final de la Champions.EFE

    Las simulaciones no se aprecian como se ven en la televisión. Categoricamente es un error en ese momento, pero me gustaría que los medios ayuden

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Champions League – En un extraordinario duelo Barça sacó pasaje a cuartos

    Un memorable encuentro. El Barcelona consiguió remontar una complicada serie frente al PSG y en la agonía, sangrando por las heridas, con corazón y empuje sacó pasaje a los cuartos de final de la Champions League.

    Un gol de Sergi Roberto en el minuto 95 de partido certificó una remontada histórica del Barcelona ante el París Saint Germain, al que derrotó en el Camp Nou por 6-1, un resultado que le clasificó, de forma asombrosa, para los cuartos de final de la Champions League.

    Los azulgranas tenían que darle la vuelta al 4-0 que encajaron en el Parque de los Príncipes y estaban en el camino después de marcar dos goles en la primera mitad (Luis Suárez y Kurzawa, en propia puerta) y el 3-0 (Messi, de penal) al inicio de la reanudación.

    Sin embargo, un gol de Cavani pasada la hora de juego parecía que ponía fin a la gesta. Pero Neymar, primero de falta (min.87) y luego de penal (min.90) acercaba al equipo de nuevo al sueño. Hasta que Sergi Roberto, en la última jugada del tiempo añadido, hacía el 6-1 y desataba la locura en las gradas.

    Fuente: Ultima Hora.com