• GRUPO H | VALENCIA 0-JUVENTUS 2 – Con y sin Cristiano, mucha Juve

    El Valencia cayó derrotado en Mestalla con dos goles de penalti de Pjanic pese a la expulsión del portugués en la primera mitad. Parejo falló una pena máxima.

    Cristiano estaba de vuelta por su competición fetiche y también por España. Mestalla era el escenario de su bautismo en la Champions con la vecchia signora y sucedió que se cayó de la pila al poco de empezar la ceremonia. En verdad, más bien, lo echaron de ella. Cristiano sufrió su primera expulsión en el torneo, la séptima de su carrera por roja directa. Ello por entender un asistente del colegiado Felix Brych que había agarrado del pelo a Jeison Murillo. Las imágenes de televisión reflejaron tal castigo. En la Champions no hay VAR, pero no hubiera hecho falta. Así que Cristiano se marchó hacia vestuarios. Él con lágrimas, Mestalla con alegría. Era el minuto 28 y el Valencia se creía entonces con opciones. Se veía con ellas. Pero no las tuvo. Aún con diez, demasiado rival, mucha Juve. Esto es Champions.

    La Juventus evidenció que con Cristiano ha ganado en empaque, en presencia.Con él es candidato firme a llevarse la ‘Orejona’ de Madrid a Turín. Sin Cristiano demostró ser un equipazo. Antes de la expulsión del portugués la vecchia signora perdonó lo que en Champions se suele castigar. Neto y la fortuna salvaron al Valencia en esa fase de la quema. Erró a bocajarro Mandzukic, falló otra Khedira, que se marchó lesionado, y también otra después Bernardeschi. Ello con un activo Cristiano, que con Allegri cae más en banda de lo que últimamente acostumbrada por Madrid.

    Pero llegó su expulsión y el Valencia veía luz donde antes solo bianconeros. Neto respiró, más aún Vezo. Gayà empezaba a ver a Cancelo por su campo y no solo por el suyo; mientras que Guedes y Rodrigo corrían con el balón en sus pies y no siempre tras él. Ahí la tuvo Batshuayi, en la mejor de los ché. En su única prácticamente durante los 90 minutos. El belga dejó sentado a Chiellini, aunque Szczesny se le hizo grande.

    Allegri había mandado a los suyos a las catacumbas. La cabra tira al monte y los italianos saben encerrarse. Pueden perder a un jugador pero no el oficio. Wass y Parejo no encontraban el camino. El dominio del Valencia era más por superioridad numérica que por fútbol. Matuidi y Can cerraban espacios y Bonucci achicaba agua. Pero además esta Juventus tiene recursos en todas sus líneas. Precisamente por uno de ellos le pagaron este verano al Valencia 40,4 millones: Joao Cancelo. El portugués primero envió el balón al larguero y tras el rechace fue arrasado por Parejo. Penalti con o sin VAR. Pjanic cogió el balón a sabiendas de que con Cristiano pocos lanzará y no falló. Mazazo y descanso.

    Y a la vuelta de los vestuarios, más de lo mismo. Ni cinco minutos habían transcurrido y otro penalti a favor de la Juventus. También de poca discusión. Murillo agarró a Bonucci en un córner y Felix Brych los tenía a tres metros. Y Pjanic, erre que erre.Ese gol ya no era una losa. Era una pirámide. La Juventus con diez no había dado síntoma alguno de flaqueza y por contra el Valencia no mostraba síntomas de saber cómo meterle mano. Ello por más que Marcelino agitara el árbol. Vezo por Cheryshev, lo que llevó a Wass a jugar de lateral y a Carlos Soler junto a Parejo; Guedes por Mina y Gameiro por Batshuayi. Pero ni con frescura ni sin ella. Ni tampoco de penalti. Lo falló Parejo en el 96’. Al capitán se le hizo grande Szczesny. Al Valencia en general la Juventus.

    Fuente: As.com

  • GRUPO F | MANCHESTER CITY 1-O. LYON 2 – El City se hunde sin Guardiola

    El Lyon asaltó el Etihad y superó a su rival prácticamente durante todo el encuentro. Marcaron Cornet y Fekir para los franceses, recortó diferencias Bernardo Silva.

    Sin Pep, el Manchester City es otro equipo. Los citizens ya estaban acusando la ausencia de Kevin De Bruyne y este miércoles, sin su entrenador, confirmaron que no pueden permitirse perder a sus dos hombres más importantes. El Olympique no sólo fue capaz de asaltar el Etihad, sino que también superó a su rival prácticamente durante todo el encuentro.

    En especial cada contra de los franceses era sinónimo de peligro, sobre todo por la falta de acierto esta noche de los laterales. Por la banda de Walker llegó un centro que Delph, desastroso hoy, no llegó a despejar, y Cornet, al que le habían anulado un gol tan sólo unos minutos antes, marcó el primer tanto del partido cruzando el balón al palo largo de Ederson.

    El City no conseguía reponerse, a pesar de que Laporte había enviado un balón al palo, y sólo Silva y Sterling conseguían poner una nota positiva en el desconcierto que reinaba sobre el campo. Los citizens esperaban al descanso para rearmarse con las órdenes de Guardiola, pero tan sólo dos minutos antes de poder irse a la caseta un fantástico disparo raso de Fekir, que estaba siendo uno de los mejores del partido, ponía el segundo en el marcador.

    En la reanudación Pep reculó, retiró a Gündogan, al que había metido para conseguir mayor control del centro del campo, y dio entrada a Sané, que fue el mejor de los suyos. Le bastó con un eslalon en el que dejó atrás a dos rivales para asistir a Bernardo Silva y que éste recortase distancias, pero fue incapaz de conseguir el empate para los suyos.

    Fuente: As.com

  • GRUPO H | Y. BOYS-M. UNITED – El United gana al Young Boys con una exhibición de Pogba

    El francés marcó un doblete y dio la asistencia para el tercero, de Martial, en la victoria del equipo de José Mourinho en Suiza.

    El United ganó con autoridad al Young Boys con una exhibición de Pogba. El centrocampista marcó un doblete y dio la asistencia para su compatriota Martial marcar el tercero.

    El United empezó bien y mandó dos remates al palo, uno de Lukaku (14’) y otro de Rashford (22’), al principio del partido. Pero aunque atacaba bien, el equipo de Mourinho pasó a sufrir mucho con la velocidad de los suizos, que crearon buenas oportunidades en los primeros 30 minutos. A los 17’, el guineano Cámara, de 21 años, lanzó un zapatazo de 25 metros que tenía la dirección precisa de la escuadra izquierda de De Gea, que tuvo que saltar como un gato para, con la punta de los guantes, mandar el balón para córner.

    Cinco minutos después, fue Christian Fassnacht quien intentó la suerte desde la frontal del área, obligando al portero español hacer una difícil intervención.

    Cuando el partido parecía estar comenzando a ser dominado por el Young Boys, Paul Pogba surgió para marcar el 0-1 con un remate de cinema. El centrocampista francés hizo una pared con Fred en el balcón del área y, entre tres defensores, hizo un regate corto típico de futbol sala y soltó un tiro imparable en la escuadra derecha de von Ballmoos.

    En el 42’ quien apareció fue el colegiado Deniz Aytekin, protagonista del polémico arbitraje de la remontada del Barcelona ante el PSG en los octavos de la Champions 2016-17. El alemán vio mano de Mbabu dentro del área y pitó penalti, decisión muy protestada por el equipo local. Ajeno a la controversia, Pogba tiró con paradina y marcó el 0-2.

    El United volvió tranquilo y en comando para la segunda parte y tardó 20 minutos para ampliar con Martial, que acabó con una sequía que duraba desde el 20 de enero. Desde entonces, fueron 28 partidos del equipo, 18 en los que él jugó y no vio portería. El gol salió tras una arrancada de Pogba que asistió a su compatriota que entraba libre en diagonal desde la izquierda y remató raso en la salida del portero.

    Fuente: As.com

  • GRUPO E | BENFICA 0-BAYERN 2 Sanches le da la victoria al Bayern ante su Benfica

    Resultado de imagen para GRUPO E | BENFICA 0-BAYERN 2 Sánchez le da la victoria al Bayern ante su BenficaSu tanto y el de Lewandowski hicieron justicia en el marcador y colocan al Bayern segundos de grupo por detrás del Ajax.

    El nuevo Bayern de Niko Kovac trasladó su racha de victorias en la Bundesliga (tres triunfos de tres) a territorio europeo y comenzó su andadura en la Champions imponiéndose por 2-0 a un valiente Benfica a domicilio que no pudo con la pegada de los bávaros. Lewandowski y Sanches ante su ex equipo hicieron justicia en el marcador y colocan al Bayern segundos de grupo por detrás del Ajax.

    El jugador portugués, que creció en el conjunto lisboeta, fue la principal novedad en el once bávaro al sustituir a Thiago tras unos problemas en el dedo gordo del pie, pero las numerosas bajas (Coman, Tolisso, Rafinha) no mermaron al cuadro visitante. El Benfica optó por presionar la salida de balón muniquesa, una puesta en escena de lo más arriesgado teniendo en cuenta la velocidad del Bayern arriba. Los teutones no tardaron en castigarla. Una jugada por la banda izquierda terminó en las botas de Lewandowski, que batió a Vlachodimos tras un control orientado de killer.

    Los veteranos Ribéry (35) y Robben (34), ambos titularísimos una temporada más, pudieron cerrar el partido en la capital portuguesa en más de una ocasión,pero la falta de puntería mantuvo vivos a los hombre de Rui Vitoria. Eso sí, ni ellos ni nadie se esperaban la maravilla de jugada que se iba a sacar de la chistera el Bayern. Una combinación tremenda, que empezó a la altura del área de Manuel Neuer y termino en el de Vlachodimos, terminó precisamente en las botas de Renato Sanches que cerró la victoria muniquesa e incluso puso en pie a la que fue su casa durante ocho temporadas.

    Fuente: As.com

  • GRUPO B | BARCELONA 4-PSV 0 – Messi, un tipo de palabra

    El argentino señaló la Champions como el objetivo fundamental y para empezar se marcó un hat-trick. Dembélé hizo otro golazo ante el PSV y Umtiti fue expulsado.

    Messi es un tipo de palabra. Dijo que quería esta Champions y predicó con el ejemplo en el estreno del Barça en la competición en el que derrotó por 4-0 a un PSVque quizás se llevó demasiado castigo, pero es el riesgo de jugar ante el mejor. A la exhibición del argentino, que debutó con un hat-trick, se sumó un Demebélé tan imprevisible como genial.

    Sin sorpresas planteó el partido Valverde, que alineó al once de gala sin dar margen a rotación más que el debut de Coutinho, que desde el inicio se destacó como el gran dinamizador del juego barcelonista. El brasileño aceleraba el balón desde su posición de volante siendo el más clarividente de un Barcelona que obligaba al PSV a hacer lo que no le gusta ni está acostumbrado: correr detrás del balón.

    Pero los holandeses no llegaron al Camp Nou para defenderse. Cada vez que recuperaban el balón aprovechaban la velocidad de sus bandas para tratar de sorprender al Barça a base de verticalidad y dinamismo después de que De Jong, un verdadero estibador del fútbol, descargara cualquier objeto esférico que llegara a su radio de acción.

    Pereiro y Bergwijn avisaron a Ter Stegen y el Barça tuvo que empezar a apretar los dientes. A la causa de Coutinho se sumaron Alba y Dembélé, un jugador impredecible capaz de desbordar cualquier esquema previsto con una conducción de balón velocísima y con una zancada prodigiosa como la que le hizo cruzar el campo a la media hora de partido sorteando rivales y que sólo pudo parar en la frontal Viergever con una falta ideal para Messi. Y eso en la mayoría de casos supone tragedia para el rival.

    Nada más colocar el argentino el nuevo balón de la Champions para ejecutar el castigo, los holandeses dieron síntomas de pánico. Lozano se instaló de rodillas detrás de su propia barrera de defensores para evitar que Messi disparara por raso, los gigantes del muro se afanaban en ponerse de puntillas para dificultar el tiro. Nada de eso sirvió. Con un suave toque maradoniano a más no poder, el argentino alojó el balón en la escuadra de Zoet. Un señor golazo. El primero de esta edición de la Champions. Marcó Messi, queda inaugurada esta Champions.

    Estaba por ver cuanto le iba a durar la gasolina a un PSV que fue valiente con balón y sacrificado sin él a lo largo de los primeros 45 minutos. Al descanso, el Barça parecía tener el partido justo donde tenía previsto.

    Pero el PSV dejó claro nada más empezar el segundo tiempo que es un equipo que puede darle un susto a cualquiera. Los de Van Bommel abrieron el partido a un ida y vuelta a campo abierto sin red de protección en el que empezaron a menudear las faltas. En ese caldo, Suárez empezó a sentirse como pez en el agua y disparó al larguero pero el PSV no renunciaba a crear sensación de peligro. El técnico holandés había logrado su objetivo. El partido se había roto y a correr, pocos ganan a los puntas holandeses. El Barça no estaba cómodo.

    Hasta que apareció el genio inesperado, que recibió en el centro del campo, eliminó a dos rivales en un cambio de ritmo estratosférico para marcar su quinto gol de la temporada. Ya lleva más que en toda la pasada campaña.

    En pleno desconcierto holandés, Messi pescó en río revuelto marcando el tercerodos minutos después con una definición sublime.

    No se rindió el PSV, Lozano forzó la segunda amarilla de Umtiti. El Barça se quedaba con 10 en el 80’. Entró Lenglet por Coutinho y Arthur por Dembélé. Pero seguía en el campo Messi, que a dos minutos del final completó un hat-trick que demuestra que Leo tiene palabra. Quiere esta Champions.

    Fuente: As.com