• FRANCIA 4 – CROACIA 2 – Segunda estrella para Francia

    Griezmann y Mbappé resultaron indefendibles para una Croacia admirable hasta el final. Pitana imaginó la falta del 1-0. El VAR le dio un penalti a Francia.

    Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

    Ha habido cierta mezquindad en el juego de Francia durante todo el torneo. A la selección más valiosa no le ha importado vivir en cautividad durante muchos minutos, dándole la espalda a la pelota, esperando la distracción ajena, el balón parado y lo que se le ocurriese a Mbappé, de los pocos con luz propia. Pero en un Mundial sin destellos le ha bastado para bordarse una segunda estrella en el pecho. Un estrella con un punto de polémica. Porque su primer gol, que en realidad fue autogol de Mandzukic, llegó producto de una falta imaginaria de Brozovic a Griezmann. No entró ahí el VAR porque así lo establece el protocolo, pero sí luego en una mano intrusiva de Perisic a la salida de un córner que se le escapó a Pitana, cuya designación acabó en pinchazo. Griezmann lo convirtió en el 2-1.

    Pero antes y después de ese lance, Croacia mostró mejor inclinación a apoderarse del partido, con futbolistas más variados y mejor manejo de la pelota. No tiene Francia centrocampistas tan cristalinos como Modric o Rakitic y tampoco exteriores tan vigorosos y capacitados como Rebic o Perisic. Si acaso, defiende mejor. Y en eso se quedó, en sus centrales, en dos laterales que no son de asuntos exteriores, en la labor de minería de Kanté, en un Griezmann que sale de aquí vicecentrocampista y en el fabuloso Mbappé, cuya potencia derrumbó a los balcánicos.

    Pitana y el VAR

    Croacia, al otro lado, ofreció una propuesta más atractiva. Con el mejor kit de supervivencia del campeonato, quiso llevar su milagro hasta las últimas consecuencias. Para llegar aquí tuvo que quitarse la soga del cuello en la clasificación, salvar una repesca, sobrevivir a tres prórrogas y dos tandas de penaltis. Así que jugó como si nada tuviera que perder, sin asustarse si el partido se alborotaba. Y se alborotó demasiado tarde. Porque la falta de continuidad en el juego evitó paisajes abruptos al principio, más allá de los incesantes asaltos de Perisic, al que al principio le faltó precisión en el último pase y que luego acabó empatando efímeramente en una jugada en la que hasta cuatro croatas tocaron la pelota en el área francesa antes de que el zurdo del Inter empalmara la pelota a la red.

    En medio campo adversario Francia quedó reducida a Mbappé, que no es poco. Cada arrancada provocó un escalofrío en la zaga croata, que no ofreció contramedidas a su velocidad. Fue el único jugador con lírica de Francia. También el más influyente en este Mundial con sólo 19 años. Rusia le ha elegido como heredero.

    Los tres goles antes del descanso condujeron a una segunda mitad de mayor actividad, aunque sin cambio de signo: la propuesta fue croata y la respuesta francesa. Nadie fue capaz de sujetar a Perisic en su banda, nadie será capaz de sujetar a Mbappé en la próxima década. Lloris evitó el empate en acrobacia a remate de Rebic y Mbappé estableció la diferencia después. Su primer sprint acabó en disparo forzado contra las piernas de Subasic. En el segundo la jugada se enredó hasta que Pogba, después de un primer intento, acabó con la resistencia croata. El tercero lo firmó él mismo, con un disparo raso desde fuera del área inalcanzable para Subasic. Luego, un disparate de Lloris le echó algo de sal al desenlace. Pero antes Mbappé había dejado sin estrella a una selección admirable.

    Fuente: As.com

  • FÚTBOL INTERNACIONAL – Oficial: El Mundial 2022 se jugará de noviembre a diciembre

    Qatar 2022 se jugará del 21 de noviembre al 18 de diciembre.

    El próximo Mundial de fútbol se jugará en Qatar del 21 de noviembre al 18 de diciembre, pero no tiene aún confirmado con cuántas selecciones.

    "Las fechas del Mundial están cerradas. Se jugará en Qatar del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022. Las Ligas están informadas y tendrán que adaptar sus calendarios en consecuencia. Al final, es la decisión correcta. No se puede jugar en junio y julio y en noviembre y diciembre los jugadores estarán bien preparados, porque casi es el principio de la temporada", dijo este viernes Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en una rueda de prensa celebrada en el estadio Luzhniki de Moscú.

    Infantino informó de que lo que todavía no está confirmado es cuántas selecciones participarán. La Confederación Sudamericana propuso que para esta edición se ampliasen a 48 equipos, como será en 2026, pero el Consejo de la FIFA decidió trasladar esa petición a los organizadores qataríes.

    "En los próximos meses nos reuniremos con ellos y se adoptará una decisión. Por el momento, se juega con 32 selecciones y la distribución de los cupos queda como está", dijo Infantino.

    El presidente de la FIFA justificó la decisión de ampliar la competición, lo que se llevará a efecto, seguro, en el Mundial que organizarán de forma conjunta México, Canadá y Estados Unidos en 2026.

    "La decisión fue unánime. No hay más que ver las selecciones que se han quedado fuera de este Mundial. Holanda, Italia, Chile, que es la campeona de Sudamérica, o Camerún, la campeona africana. Croacia, que jugará la final, tuvo que ir a la repesca. Más participación es más calidad y México, Estados Unidos y Canadá van a organizar una buena Copa", afirmó.

    Infantino también aseguró que la elección de la candidatura norteamericana para 2026 no daña las intenciones de Argentina, Uruguay y Paraguay de organizar el Mundial de 2030, pese a estar en el mismo continente.

    "No lo daña, porque son confederaciones distintas, CONCACAF y Conmebol. No tendrá un impacto negativo, pero habrá muchos candidatos y esperamos que todo se haga en un proceso correcto, como se hizo aquí", el 13 de junio, cuando el Congreso de la FIFA eligió a la candidatura norteamericana frente a la marroquí.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • SEMIFINAL | CROACIA 2 – INGLATERRA 1 – A Croacia le sobran pulmones

    Remonta en su tercera prórroga el gol de Trippier al inicio, con tantos de Perisic y Mandzukic en el minuto 108, y jugará la final ante Francia el próximo domingo (17h).

    Un seleccionador que solo lleva nueve partidos en su cargo, una selección que disputó su tercera prórroga seguida y que tuvo que remontar el resultado, un país en su infancia alcanzó su primera final de un Mundial. Nadie ha sido mejor que los croatas. Ningún equipo ha contado con un centrocampista de la inteligencia y maestría de Modric. Nadie ha tenido que buscar tan al fondo para encontrar fuerzas, soluciones, goles.

    Quizá no fuera esa la narrativa más celebrada pero el fútbol tiene la costumbre de no favorecer el voto popular. Cayeron grandes estrellas individuales en este Mundial, naciones de gran prestigio y ayer una de las más simpáticas. El debate futbolístico en Inglaterra apenas se había tocado. Se decía que faltaba fluidez en los cuatro de arriba, el primero, Southgate, que advertía que había mucho por mejorar. Pero las jugadas a balón parado habían cubierto las insuficiencias. Y así habían llegado a las semifinales. Y fue justamente así como abrieron el marcador, incluso antes de que se decidiera qué tipo de partido sería. La primera combinación del encuentro, una salida en largo a Lingard que cedió el balón a un Dele Alli que corría hacia el área rival sin acompañamiento rival, acabó en falta en la media luna. ¿Quién debía seguir a Dele Alli? Modric que llegó tarde, sorprendido por el balón directo inglés. Croacia estaba demasiado alargada.

    Fue finalmente Trippier el que chutó la falta por encima de la barrera. El lateral del Tottenham es el encargado de los balones parados de su banda con la selección. Southgate vio en él una consistencia que no encontró en otros. No había marcado antes pero el golpeo, sin ser excesivamente ajustado, fue excelente y necesitaba de un buen impulso de Subasic. Soprendentemente no se elevó con suficiente potencia. Gol.

    A los cuatro minutos empezaba otro partido. Inglaterra, confiada, con la idea clara de buscar a Kane y especialmente a Sterling cuando se pudiera, fue creciendo. Se podía contar con todos, especialmente con Dele Alli que aparecía entre líneas. Creaban una y otra vez callejones sin salida, y al final del mismo, los croatas se encontraban a un Henderson crecido al que uno se imagina de tres metros y con la sonrisa de oreja a oreja, los brazos en jarra, soltando un, "Por aquí, no". Y cada falta parecía el preludio de algo grande.

    Croacia estaba cansada. ¿O era la cabeza? Cuando un equipo se desprende del balón con centros que llevan más esperanza que interrogante, cuyo mayor peligro son los chutes a distancia, cuando nadie se atreve a driblar a un defensa, cuando pierde casi todas las disputas, es que están agotados tras dos prórrogas seguidas. ¿O agarrotados? La frescura inglesa, la sencillez pero efectividad de su juego les estaba comiendo la moral. Y hasta en esos momentos Modric volvió a demostrar su altura. Como su equipo no estaba, con un Rebic frustrado que levantaba los brazos sin dirigirse a nadie, Modric decidió parar el partido los últimos diez minutos antes del descanso. Había que coger aire.

    Lo siguiente era salir con rebeldía, como si no hubiera pasada nada. Inglaterra invitó a Croacia a que la atacara, se sentía cómoda. Solo que un centro cualquiera, pongamos desde los tres cuartos del campo, por lo que pudiera ser, podría convertirse en acción de peligro y hasta en gol si el que la defiende es Walker y el que la ataca Perisic que puso el pie donde el defensor despejaba con la cabeza (¿por qué la cabeza con un balón tan bajo?). Se empató así. Y de nuevo empezó otro encuentro.

    Liberada Croacia, con un Modric imperial, el partido se le fue escapando a Inglaterra. El balón se movió con más velocidad, los errores de concentración de los ingleses se repetían. Croacia afiló los dientes, olía sangre. Perisic intuía que había que buscar siempre la portería de Pickford y, a espaldas de la portería rival, lo hizo hacia atrás de cabeza. Stones no fue contundente y el balón le llegó a Mandzukic que cruzó el balón ante la salida desesperada del portero inglés. Ya estaba. El mejor equipo, el mejor gobernado, el que manejó mejor las emociones, el que tiene a Modric, acabó en la final.

    Fuente: As.com

  • ¡Inglaterra le ganó 2-0 a Suecia y avanza a semifinales!

    La selección de Inglaterra derrotó por 2-0 a Suecia en cuartos de final del Mundial Rusia 2018. Maguire y Alli anotaron para que los ingleses avancen a semifinales.

    Volvieron a ‘semis’. Inglaterra ganó 2-0 a Suecia en cuartos de final del Mundial Rusia 2018. Los ‘Pross’ lograron dejar en el camino a los nórdicos, que fallaron en su defensa.

    Ambos países llegaron en reiteradas ocasiones al área rival. Sin embargo, los ingleses se pusieron arriba con un tiro de esquina ejecutado por Ashley Young a los 30 minutos de juego. Harry Maguireaprovechó el centro para meter un cabezazo que entró a las redes custodiadas por Robin Olsen.

    PUEDES VER: Inglaterra vs Suecia: gol de Maguire para el 1-0 [VIDEO]

    Raheem Sterling intentó poner el segundo tanto para los ‘Pross’, pero no estuvo acertado frente al arco escandinavo. Los dirigidos por Janne Andersson no pudieron anotar en las redes rivales, que tuvo a Jordan Pickford con una destacada actuación despejando los remates nórdicos.

    PUEDES VER Inglaterra vs Suecia: Pickford se viste de héroe con dos notables atajadas [VIDEO]

    A los 58 minutos, Kieran Trippier le dio un pase a Jesse Lingard, quien centró el balón y Bamidele Alli cabeceó el esférico para sentenciar el resultado. Los dirigidos por Gareth Southgatevencieron por 2-0.

    PUEDES VER Inglaterra vs Suecia: así fue el gol de Dele Alli para el 2-0 | VIDEO

    Con la victoria, Inglaterra regresa a semifinales después de 28 años, cuando perdieron por penales frente a Alemania Federal. Los ‘Pross’ jugarán el miércoles contra el ganador de la llave entre Rusia vs Croacia.

    Fuente: As.com

  • ¡De infarto! Croacia venció en los penales a Rusia y avanzó a las semifinales del Mundial

    En un partido lleno de emociones y goles, los balcánicos superaron al anfitrión desde los doce pasos tras igualar en el tiempo reglamentario 2-2. En la siguiente fase, se enfrentarán a la Selección de Inglaterra.

    Croacia se quedó este sábado con la última plaza en las semifinales de la Copa del Mundo al imponerse por 4-3 en una tanda de penaltis a Rusia, que forzó de manera espectacular la segunda prolongación para ambas selecciones en un partido loco de emociones diversas, que terminó 2-2 en la prórroga.

    Inglaterra será el 11 de julio en Moscú el próximo escollo de Croacia, que llegará con menos gas tras haber jugado dos prórrogas que suman media hora.

    En el minuto 115 del partido jugado en Sochi ante casi 45.000 espectadores el lateral de origen brasileño Mario Fernandes devolvió a la vida a una selección anfitriona también de cabeza un partido que en el minuto 101 tenía ganando para los ajedrezados el central Domagoj Vida.

    Fernandes, quien sorprendió al mundo al ignorar los llamados de la selección Canarinha para atender la oferta de Rusia, marcó de cabeza al cobro de un libre directo, y por la misma vía el zaguero Vida capitalizó un córner.

    Ambas selecciones habían llegado a una nueva prórroga tras igualar 1-1 en el tiempo reglamentario.

    El renacimiento del fútbol ruso pintaba de maravilla con una pintura que a los 31 minutos plasmó a distancia y con pierna izquierda el extremo Denis Chéryshev.

    El toque sutil con rosca se encaminó a la escuadra de Danijel Subasic tras pasar sin dificultad alguna por la tibia presión de Vida y su socio en la zaga Dejan Lovren.

    Chéryshev, el jugador del Villarreal español que en el Mundial se convirtió en solitario estandarte del ataque ruso, al final terminó abandonando la cancha del estadio de Sochi tras mucho esfuerzo vano y decepcionado, pues el valor de su obra apenas tuvo ocho minutos de vigencia.

    En el 39 Mario Mandzukic, en una aparición inusual para su rol, se desplazó veloz por el callejón izquierdo y al pisar el área soltó un centro para la cabeza de Andrej Kramaric ante el que nada pudo hacer Igor Akinfeev.

    Fue un balde de agua fría para la Sbornaya pues tras la pintura del número 6 ruso poco había en caja para intentar una nueva ofensiva.

    Croacia optó por regular sus fuerzas, manejar el balón con un ritmo que por momentos pareció cansino.

    El capitán Luka Modric apareció en el segundo tiempo para llevar a su equipo hasta la portería de Akinfeev. En una de esas visitas Perisic por poco marca de no haber sido por el vertical que le escupió el balón.

    Vea acá: Inglaterra, tercer semifinalista del Mundial: venció, sin problema, 2-0 a Suecia

    Los de Stanislav Chérchesov sin duda querían resolver el partido en el tiempo reglamentario pero daban señales de no tener mucho en la chistera.

    La prórroga comenzó con drama para Croacia, que con tres cambios consumados se encontró entonces ante el dilema de una lesión muscular del lateral derecho del Atlético de Madrid Sime Vrsaljko y síntomas de agotamiento de Mandzukic.

    Zlatko Dalic optó por consumir el cuarto cambio con un relevo a Vrsaljko y bajar las revoluciones para dar respiro a sus hombres.

    La balanza se inclinó para Croacia con el gol de Vida y, cuando todo parecía consumado, cinco minutos después apareció Fernandes.

    Pero como le ocurrió a Chéryshev, la emoción le duró poco al brasileño, pues falló al ejecutar su lanzamiento y desde allí los rusos no se recuperaron más.

    La tanda de penaltis la liquidó Ivan Rakitic.

    Por Rusia anotaron Alan Dzagoev, Ignashevich y Kuziaev pero además del fallo de Fernandes, Subasic atajó el tiro de Smolov, el primero de la tanda.

    Por Croacia anotaron también Brozovic, Modric con mucho sufrimiento, pues Akinfeev casi detiene el lanzamiento, y Vida antes de dar paso a Rakitic.

    El portero ruso, héroe en el pasado partido contra España, apenas pudo evitar a Kovacic.

    Fuente: As.com