• Golf – Paloma Vaccaro, segunda en EE.UU.

    La golfista amateur paraguaya Paloma Vaccaro, con 217 (70-76-71) golpes, uno sobre par, cerró en segunda colocación individual el NCAA D2 Women’s Súper Región 2, clasifacando a las Nacionales NCAA del Circuito Universitario de Golf Femenino de EE.UU.

    Las mencionadas Nacionales de la División II se cumplirá en Houston, Texas, la próxima semana (16 al 19 de mayo).

    Fue otra buena semana la vivida por la paraguaya en dos de los tres días de competencia, en cuyos pasajes estuvo bajo el par. Solo la ronda del martes le impidió un mejor score final en el torneo.

    En las tres jornadas registró un águila, ocho birdies, 33 pares y 11 bogeys en los 54 hoyos disputados.

    Fuente: Abc.com

  • Tiger Woods jugará el Abierto Británico

    Tiger Woods confirmó su presencia en el Abierto Británico: el estadounidense fue tres veces campeón del certamen más antiguo del mundo, que celebrará su edición 147 en Escocia.

    El estadounidense Tiger Woods, tres veces campeón del Open británico, ha confirmado su presencia en el torneo más antiguo del mundo que celebrará su 147ª edición en Carnoustie, Escocia, el mismo campo donde se disputó por primera vez.

    Ganador de la Claret Jug en tres ocasiones, dos veces en St.Andrews (2000 y2005) y una vez en el Royal Liverpool (2006), Woods vuelve a disputar el Open Británico después de tres años de ausencia. El torneo vuelve a Carnoustie por primera vez desde 2007 y se jugará del 15-22 de julio de 2018.

    Fuente: Abc.com

  • MASTERS DE AUGUSTA – Jon Rahm hace las paces con Augusta y Patrick Reed lidera el Masters

    El vasco firma su mejor vuelta en un grande y Sergio García no pasa el corte

    Rahm, en la segunda jornada del Masters.

    El jueves, cuando hizo 75 golpes en la primera jornada del Masters, Jon Rahm dijo que había jugado tan bien que lo normal era que hubiera hecho 65. Aquello, claro, sonó a exageración del hombretón de Barrika, tan echao palante está siempre el jugador que habla de ser como Seve, que dice que en el campo tiene su mismo carácter, esa misma sangre caliente. Este viernes, en el día en que se jugaba el corte, a Rahm no le pasaba por la cabeza otra cosa que no fuera jugar igual de valiente. Mismo planteamiento, pero distinto resultado. Del +3 del día anterior al -4 de este, su mejor vuelta en un grande para situarse -1 en el torneo. “Pues he jugado igual que ayer, muy confiado, casi a la perfección, pero ha salido mejor”, analizó el vasco.

    Rahm metió así su corpachón en los números rojos de un Masters que comanda un fulgurante Patrick Reed con 9 bajo par, con Marc Leishman en -7 y con mucho peso pesado bien situado en las primeras posiciones: Stenson (-5), McIlroy y Spieth (-4 ambos), Dustin Johnson y Justin Thomas con -3, Rickie Fowler y Justin Rose con -2… Pura dinamita. La batalla se avecina apasionante este fin de semana, de poder a poder, y además con viento y lluvia en las previsiones de este sábado. Hay muchos y muy buenos pretendientes para una chaqueta verde que Sergio García no ha tenido ninguna opción de defender después de su descalabro del jueves, con esos históricos 13 golpes en el hoyo 15 —cinco bolas al agua— que le mandaron al sótano. No salió este viernes de ahí, sino que se hundió todavía más con +6 en el día para un total de +15, seguramente el peor registro de toda su carrera. De pesadilla. Al castellonense parece que apenas le quedó ánimo de maquillar la tarjeta, y ahora debe quedarse en la sala de espera para vestir de verde al nuevo campeón el domingo. Augusta, señorial, le regaló una ovación en la entrada del 18. Siempre será uno de sus campeones.

    García revivió la maldición de Seve dos veces y Olazabal una, que no pasaron el corte tras sus triunfos. El vasco (+6) hizo las maletas. Al doble campeón, sin embargo, nadie puede reprocharle que se dejara llevar. Remó y remó hasta morir en la orilla. "He peleado todas", dijo, "he hecho lo que he podido y las he luchado. Sé que todavía me hacen falta unas semanas para adaptarme a los cambios que he hecho [en el swing]. Cuando no queda más remedio, o cambias o mueres en el intento". A los 52 años, Olazabal todavía quiere guerra, y la próxima semana volverá con su amigo Jiménez al Champions Tour.

    Patrick Reed.

    El año pasado, a Rahm, dice, le traicionó ese jugar a todo o nada que ha aprendido viendo en vídeo la osadía de Seve y el dominio abrumador de Tiger. El vasco, de 23 años, quiere ser como los mayores. “Mi juego no va a cambiar”, avisa. Pero sí ha llegado este año a Augusta más descansado de cuerpo y mente, con menos kilómetros en las piernas en las últimas semanas, y más experimentado sobre lo que supone graduarse en esta tierra sureña. “Soy mucho más maduro como jugador”, asegura. Para leer el momento y también para escuchar a su caddie, Adam Hayes, que ayer le aconsejó que en los segundos nueve hoyos se concentrara en no perder las calles. La primera vuelta la había cerrado con 36 golpes. La segunda bajó a 32 con cuatro birdies (hoyos 11, 13, 15, 16), otro a punto en el 17 y una recuperación desde fuera de green en el 18 que hizo más que bueno el par.

    Subió durante la jornada Rahm y bajó Rafael Cabrera Bello, que por momentos vio su nombre escrito en lo alto de la clasificación pero que acabó con dos bogeysy uno arriba en el total (+4 en la vuelta). A los 33 años, este canario ha trabajado como una hormiga para ganarse el reconocimiento a la sombra de otras figuras como Sergio García y Rahm. Mérito tiene más que merecido. Augusta, en cambio, puede volver loco a cualquiera, y Cabrera acabó mareado sin encontrarle el punto y la serenidad al juego: solo seis hoyos en el par del campo. "Ha sido un comienzo de montaña rusa. Ha habido golpes muy buenos y también errores… He dado un paso atrás importante", lamentó.

    Tan desquiciado como el español se supone que acabaría Tiger Woods, que se las prometía muy felices en su jardín de Augusta pero terminó angustiado por la amenaza del corte: cerró el día cuatro sobre el par, a solo dos de la guillotina. Por mucho corazón que le pusiera, el juego no estaba al nivel de lo que demanda el Masters. Falló la mitad de las calles (siete de 14), y en el green nunca dio del todo con la tecla. "Le di fatal con los hierros, no controlé la distancia y me dejé la bola en malos lugares", admitió. Solo ese inagotable afán competitivo le hizo seguir a flote. Otro hubiera tirado la toalla, no Tiger. En sus planes no estaba figurar a estas alturas a 13 golpes del líder, pero al menos jugará su primer fin de semana en un grande desde el Masters de 2015 (no había pasado el corte ese año en los tres siguientes de la temporada). "Hace seis meses no sabía si podría volver a jugar al golf, así que es increíble tener otra vez esta oportunidad. Y aunque estoy lejos, si hago dos rondas en los sesenta… quién sabe".

    Fue un día de caídas y resurrecciones, y al revés, con apenas 16 jugadores que bajaron del par en una dura jornada. Jordan Spieth parecía que jugara en moto y de repente arrancó gripado, con un doble bogey y un bogey en los dos primeros hoyos. “Siempre tengo demonios ahí fuera, pero también confianza”, había comentado el día anterior. Este viernes se encontró con los dos. El hombre que ha sido segundo, primero, segundo y 11º en sus cuatro Masters jugados hasta ahora bajó el pistón. Su lugar lo ocupó Patrick Reed, un golfista volcánico como ha demostrado con su actitud en la Ryder Cup. Reed nació en San Antonio pero en Augusta se encuentra como en casa. Con su universidad fue campeón de la NCAA. Y conoce bien el campo. De hecho es el único golfista que ha hecho birdieen los ocho pares cinco jugados hasta ahora, un aspecto clave para luchar por la chaqueta verde (nadie más ha superado los cinco birdies en estos hoyos). A las 27 años, y tras cinco victorias en el circuito estadounidense, Reed busca su primer grande -un segundo puesto en el pasado PGA es su mejor puesto y su único top ten los majors-. Enemigos no le faltan. Augusta busca nuevo campeón

    Fuente: El Pais.com

  • GOLF – Zanotti con buen arranque

    El golfista profesional paraguayo Fabrizio Zanotti (foto) tuvo ayer un comienzo sin errores y quedó en sexto lugar en el Oman Open del Tour Europeo, que se cumple en el mencionado país arábigo, con un premio de 1.750.000 dólares.

    El primer recorrido realizó con cuatro birdies, libre de bogeys, con catorce pares que le ubicaron en el sexto lugar, a tres impactos de dos líderes.

    Esta madrugada arrancaba con el segundo recorrido, a las 4:45 de nuestro país (11:45 local), en el grupo del segundo turno de la jornada.

    En Naples, Florida, Estados Unidos, a las 13:30 de nuestro país, Carlos Franco entra en acción en su tercer eslabón del año en el PGA Tour Champions. Es en el marco del Chubb Classic, dotado con 1.600.000 dólares en premio. Compartirá salida en la fecha, por el hoyo 1, con el estadounidense Brandt Jobe y el escocés Sandy Lyle.

    * CNG APG

    En la fecha, con salidas entre las 8:30 y 9:50, la Asociación Paraguaya de Golf pone en marcha el Circuito Nacional de Golf, con la primera fecha del torneo de Mayores (scratch damas y caballeros), evento que se extenderá hasta el domingo, a 54 hoyos.

    La cita es en las instalaciones del club Centenario en Surubi-i de la ciudad de Limpio.

    Entre mañana y el domingo, en las mismas instalaciones, se desarrollará el certamen de menores (damas y caballeros hasta la categoría juveniles).

    Fuente: Abc.com

  • EN CALIFORNIA – El golfista Bill Haas, herido en un accidente mortal

    El golfista era copiloto en un Ferrari que iba a gran velocidad e impactó con el coche del actor Luke Wilson. El piloto ha muertoEl golfista Bill Haas resulta herido en un accidente mortal

    Sobre las 18:30 horas de este martes 13 de febrero, el golfista Bill Haas iba de copiloto por las calles del Pacific Palisades de California en un Ferrari que circulaba a mucha más velocidad de la permitida.

    El vehículo, por causas que todavía se investigan, acabó chocando primero contra un Toyota FJ que conducía el famoso actor Luke Wilson (hermano de Owen Wilson), y a continuación contra un BMW que conducía una mujer de 50 años.

    Como resultado del siniestro, el piloto del Ferrari que llevaba a Haas ha muerto, y tanto el golfista como la mujer que acabó sufriendo el choque final han resultado heridos graves.

    El piloto del Ferrari muerto causó el accidente

    Según el detective a cargo de la investigación, el conductor del Ferrari en el que viajaba el golfista fue el causante del choque que acabó con su vida: "Luke Wilson conducía el vehículo, un Toyota FJ que viajaba hacia el norte. Él no tuvo la culpa, su vehículo simplemente quedó atrapado por el Ferrari. Mientras que por otro lado, el señor Bill Haas era solamente el pasajero en el Ferrari. Aparentemente, por lo que me dijeron, él también está bien".

    Por su parte, un portavoz del Departamento de Bomberos de Los Ángeles explicó que los dos heridos, Haas y a mujer del tercer coche involucrado, fueron trasladadas "ambas en estado grave".

    Bill Haas herido grave, Luke Wilson ileso

    Bill Haas, de 35 años de edad, ha ganado seis torneos del PGA Tour, es el número 67 del mundo, y esta misma semana iba a participar en el evento PGA Tour del Genesis Open, en el Riviera Country Club cerca del cual se produjo el accidente.

    Por su parte Luke Wilson, de 46 años y protagonista de películas como "Una rubia muy legal" y "Los Tenenbaums: Una familia de genios", y a su vez hermano del también actor Owen Wilson y primo de Jack Black, salió del percance sin problemas.

    Comunicado oficial tras su alta

    El PGA Tour y Allen Hobbs, representante de Bill Haas de la agencia Players Group Management, han emitido un comunicado horas más tarde en el que informan del estado de salud del golfista de Carolina del Norte tras el grave accidente de tráfico en el que se vio involucrado la tarde de ayer.

    El texto señala lo siguiente: "Anoche en Pacific Palisades, California, Bill Haas estuvo involucrado en un grave accidente automovilístico en el que el conductor, un miembro de la familia con la que Haas y su familia se alojaban estos días para el Genesis Open, falleció. Y aunque Bill no sufrió lesiones graves y ha sido dado de alta en el hospital, es comprensible que su situación sea difícil y transmita sus más sinceras condolencias a la familia del fallecido en este trágico y difícil momento".

    "Bill se retirará del Genesis Open y planea regresar a su casa, en Greenville, para recuperarse. Agradece el apoyo de amigos, familiares y del mundo del golf en general, y solicita privacidad mientras asume lo ocurrido".

    Fuente: As.com