• Champions League – Kane y Son desarman al Dortmund en inmejorable estreno del Tottenham

    El Tottenham Hotspur, con dos goles de Kane y uno de Son, dio este martes el primer paso hacia los octavos de final de la Liga de Campeones al derrotar con contundencia al Borussia Dortmund (3-1), rival directo por la clasificación, y aprovechó para quitarse de un plumazo el peso de jugar en Wembley.

    Férreos como pocos en White Hart Lane, a los ‘Spurs’ les estaba costando más de lo previsto el traslado y la adaptación a Wembley, su hogar temporal mientras se construye su nuevo estadio. El coliseo inglés, sede habitual de las fases finales de la FA Cup y de los partidos de la selección, le era esquivo a Pochettino y a sus hombres, y sólo habían ganado aquí dos de sus últimos 12 encuentros.

    La Liga de Campeones le estaba también costando más de lo previsto a los del norte de Londres, y de sus pasados nueve compromisos tan sólo se habían llevado el triunfo en dos (cinco derrotas y dos empates). El año pasado, además, fueron apeados a las primeras de cambio en un grupo, a priori, sencillo.

    Este año la empresa se antoja más complicada, ya que los rivales no son Mónaco, Bayer Leverkusen y CSKA de Moscú, sino dos pesos pesados de la competición como Real Madrid y Borussia Dortmund y el, eso sí, asequible Apoel Nicosia.

    Las ausencias del sancionado Alli -estará fuera tres partidos por su infantil expulsión en el año pasado ante el Gent- y de los lesionados Rose, Lamela y Wanyama obligaron a Pochettino a mover el ‘once’: debutó uno de los fichajes estrella, el marfileño Aurier, en el costado derecho, mientras que el coreano Son ocupó la plaza de Alli.

    En el Dortmund, también mermado por las lesiones -eran baja Reus, Guerreiro, Weigl, Schurrle, Schmelzer, Bartra-, las principales novedades en la planilla de titulares fueron el ucraniano Yarmolenko, fichado este verano del Dinamo Kiev y quien ya tuvo minutos el fin de semana ante el Friburgo, y el internacional sub-21 Jeremy Toljan en el lateral zurdo.

    Con Götze en el banquillo, el peso ofensivo de 4-3-3 de Peter Bosz recaía en el tridente formado por Aubameyang, Pulisic y el mencionado Yarmolenko, mientras que en la medular estaban Kagawa, el exmadridista Sahin y el prometedor Dahoud.

    El comienzo del partido fue arrollador, y cuando todavía había aficionados ocupando sus localidades, el marcador ya se había movido: a los 3:40 minutos Son recogió un balón largo de Kane en el costado izquierdo, dejó sentado con una bicicleta a Papastathopoulos y fusiló a Bürki en la salida.

    No tardaron en responder los alemanes, que, tras una ocasión que no convirtió por milímetros Aubameyang, igualó el duelo gracias a Yarmolenko. El ‘nuevo’ debutó como titular de la mejor forma posible, y a los 11 minutos recogió en la frontal un balón de Kagawa y, de primeras con la zurda, puso la redonda ahí, en la escuadra derecha de la meta defendida por Lloris.

    El tanto del ucraniano hizo aparecer viejos fantasmas en Wembley, pero, mientras muchos ya discurrían sobre la hipotética maldición ‘Spur’ en el templo, llegó Kane para socorrer a su equipo. El mejor jugador, de largo, de los londinenses calcó el gol de Son para poner de nuevo por delante a los suyos: balón largo a la izquierda, se quita de encima primero a Sahin (¿con falta?) y después a Toprak y pone el esférico medido en el fondo de la meta de Bürki. 2-1 y respiraban los ‘Spurs’.

    Ya en la segunda mitad, después de un fallo flagrante de Son cuando estaba mano a mano con el portero, llegó el gol del Dortmund, una obra de arte de Aubameyang tras empalar de primeras un buen pase de Dahoud. Sin embargo, el árbitro anuló incomprensiblemente el tanto por un fuera de juego que no era.

    Del posible 2-2 se pasó al 3-1 en instantes, ya que Kane, la joya de la corona de este Tottenham, volvió a ver portería en el 55. El internacional inglés recogió la redonda en la media luna del área y, con todo el tiempo del mundo, soltó un zapatazo raso que se coló por el palo izquierdo de Bürki.

    Se fue al ataque el equipo alemán, pero la férrea defensa, comandada por un gran Davinson y un imperial Vertonghen, desarticuló todas las aproximaciones ‘borussiers’. Hubo tiempo, incluso, a que el español Llorente tuviera sus primeros minutos con la camiseta ‘Spur’ (m.86) tras su traspaso el último día de mercado y a la polémica expulsión de Vertonghen por un supuesto codazo a Götze.

    Pero el marcador no se volvió a modificar y el Tottenham celebró una anhelada victoria en Wembley que le permite arrancar con paso firme su andadura en la Champions League y postularse como el favorito para acompañar al Real Madrid en octavos.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Us Open – Nadal conquista su tercer Abierto de Estados Unidos

    El tenista español Rafael Nadal ganó su tercer título de campeón en el Abierto de Estados Unidos tras batir en la final al sudafricano Kevin Anderson por tres sets a cero.

    Nadal, primer cabeza de serie y número uno del mundo, se impuso a su rival por 6-3, 6-3 y 6-4 en un partido que se alargó 2 horas y 27 minutos.

    Antes de la ceremonia de entrega, mientras los jugadores descansaban, se retransmitió por las pantallas un vídeo con el historial de títulos de Grand Slam de Nadal, que con este tercer Abierto de EEUU suma un total de 16, y que arrancó su primera sonrisa.

    En declaraciones en la pista, antes de alzarse con la copa, el mallorquín felicitó a Anderson, que debutaba en la última ronda, por ser un "ejemplo para todos los niños" después de su logro al quedar finalista habiendo pasado por varias lesiones.

    Asimismo, el mallorquín consideró una hazaña volverse a coronar en este Abierto debido a sus propias lesiones. Antes de competir, dijo que lo peor de que hubieran pasado cuatro años desde su segundo título era que ahora es "cuatro años más viejo".

    "Es increíble lo que me ha pasado este año, y después de un par de años con lesiones y no jugando muy bien", explicó el tenista español, de 31 años, quien destacó haber estado jugando a un "alto nivel" desde Australia, donde quedó finalista.

    Preguntado por su tío Toni Nadal, que le animó todo el partido junto a Carlos Moya pero que dejará de entrenarle la próxima temporada, el campeón aseguró que no podía "agradecerle lo suficiente" su apoyo desde que tenía 3 años.

    "Sin él no estaría jugando al tenis", zanjó el tenista, quien atribuyó a su tío la motivación y la fortaleza necesarias para superar "todos los problemas" en su carrera.

    "Es una de las personas más importantes de mi vida", sentenció.

    Nadal dedicó palabras también a las víctimas de varios desastres naturales recientes, como el terremoto en México y el huracán Irma, para solidarizarse con su "sufrimiento" y ser "fuertes" ante fenómenos "imposibles de controlar".

    A los seguidores latinos del estadio les aseguró que hará "lo posible por seguir jugando muchos años más".

    Por su parte, Anderson se felicitó por haber disputado su primera final de un Grand Slam contra Nadal, a quien siente que ha "estado viendo toda la vida" a pesar de ser de la misma edad, 31 años.

    Tras recibir el cheque de 3,7 millones de dólares que acarrea ganar el torneo, Nadal levantó la copa del Abierto y, sin faltar a la tradición, la mordió para celebrar el nuevo título que añade a su colección.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Us Open – Stephens se consagra en el US Open tras vencer a Keys

    La tenista estadounidense Sloane Stephens se proclamó campeona del Abierto de Estados Unidos tras imponerse en la final a su compatriota Madison Keys por 6-3 y 6-0 en un partido que duró una hora y un minuto.

    Stephens, de 24 años, debutaba este sábado en una final del torneo y de un Grand Slam, igual que Keys, decimoquinta cabeza de serie, que quedó finalista.

    Tras el partido, Stephens se fundió en un abrazo con Keys, de 22 años, que no podía contener las lágrimas y, antes de la ceremonia de entrega, se sentó junto a ella, momento en el que se les vio riendo y hablando distendidamente, sin entrever ni rastro de tensión.

    En este sentido, la ganadora indicó que a las dos nuevas caras de la final les une una gran amistad y que enfrentarse les brindó un juego "especial".

    "Si fuera al revés ella haría lo mismo por mí, la voy a apoyar para lo que sea y ella me apoyaría a mí, eso es la amistad", explicó.

    Antes de levantar con orgullo su trofeo, declaró que se sentía "increíble" por haber ganado el torneo por primera vez, especialmente después de someterse a una operación de tobillo en enero tras la que, si le hubieran dicho donde estaría hoy, lo hubiera creído "imposible".

    "Debería retirarme ahora, no voy a ser capaz de igualar esto", bromeó la estadounidense sobre su "vuelta" al tenis, en la que agradeció el papel de su equipo y mostró especial devoción por su madre.

    "Creo que los padres no reciben suficiente mérito", dijo Stephens, a quien su madre llevó a los 11 años a una academia de tenis, donde recibió una beca.

    "Podéis ser como yo", destacó en un mensaje destinado a los niños, mientras que a sus padres les pidió que les apoyaran.

    Por su parte, Madison Keys reiteró que su rival es una de sus "personas favoritas" y, a pesar de reconocer que no jugó su "mejor tenis" y que estaba "decepcionada" consigo misma, se mostró sonriente.

    "He tenido un año muy interesante, con un comienzo duro con cirugía", explicó Keys, quien afirmó que si hace dos meses hubiera sabido que lograría el trofeo de finalista habría estado "feliz" consigo misma. Finalmente, Stephens reaccionó con humor al recibir su premio en metálico, un cheque de 3,7 millones de dólares, y exclamó "¡Eso es un montón de dinero, Dios mío!".

    Fuente: Ultima Hora.com

  • Us Open – Nadal arrolla a Del Potro y jugará su cuarta final del Abierto

    El español Rafael Nadal, cabeza de serie número uno, volvió a mostrar su mejor tenis y alcanzó por cuarta vez la final del Abierto de Estados Unidos al vencer por 4-6, 6-0, 6-3 y 6-2 al argentino Juan Martín Del Potro, vigésimo cuarto preclasificado.

    El rival de Nadal, que ganó el Abierto de Estados Unidos en el 2010 y 2013, en la final, será el surafricano Kevin Anderson, vigésimo octavo cabeza de serie, que en el primer partido de semifinales se impuso por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4 al español Pablo Carreño, duodécimo preclasificado.

    El duelo de Nadal con Anderson, de 31 años, número 32 del mundo, será el quinto partido como profesionales con ventaja de 4-0 para el tenistas de Manacor en los cuatro anteriores.

    Nadal llegará a la final sin haber hecho un esfuerzo extra porque siempre estuvo en control del partido que disputó ante Del Potro, el decimocuarto entre ambos como profesionales, con marca de 9-5 a su favor, incluidos los 5-5 en pista dura.

    El tenista de Manacor, que busca su segundo título de Grand Slam en lo que va de temporada, ganó también el Roland Garros y disputó la final del Abierto de Australia, sólo tuvo problemas en el set inicial cuando Del Potro hizo su mejor saque y resto.

    Pero a partir del segundo la historia fue muy diferente con un Nadal dominante en todos sus golpes, restó impecable ante un Del Potro que comenzó a fallar y en apenas 27 minutos lo terminaba sin ceder un solo juego.

    Nadal siguió arrollador en el tercero para hacer nueve juegos seguidos y ahí se acabó el partido, aunque Del Potro intentó remontar no lo pudo conseguir ante un campeón de Roland Garros que igual restaba con golpe ganador, daba voleas cruzadas y golpes de izquierda sin respuesta por parte del tenista de Tandil.

    Del Potro, que había hecho la hazaña de remontar dos sets ante el austríaco Dominic Thiem, sexto cabeza de serie, y dominó al suizo Roger Federer, tercer preclasificado, ante Nadal no pudo salir de su desconcierto y de alguna manera vivió lo que había previsto.

    "Me encanta enfrentarme a Rafa (Nadal), pero para ganarlo tengo que estar en mi mejor momento de juego y eso no sucede ahora", declaró Del Potro la víspera del duelo de semifinal que protagonizaron esta noche en la pista central Arthur Ashe, repleta de aficionados que volvieron a darle su apoyo, al igual que al español.

    Su espíritu luchador y de no darse nunca por vencido le hizo comenzar el cuarto set confiado que podía iniciar un nuevo partido y con su saque logró romper la racha ganadora de Nadal.

    Pero el tenista de Manacor también tenía sus planes de acabar cuando antes la acción y asegurarse el pase a la gran final, donde al margen del resultado que pueda conseguir se mantendrá como indiscutible número uno del mundo en la clasificación de la ATP.

    Del Potro ganó con su saque el 0-1, Nadal no dominó con el suyo y en el tercer juego, de nuevo el tenista argentino pierde el rumbo y todo el partido es campeón el español que vuelve a hacerle el "break".

    Ahí si, Del Potro, de 28 años, que ganó el Abierto en el 2009, cuando precisamente eliminó en semifinales a Nadal, se da cuenta que ya no tiene nada que hacer ni con su físico ni con los golpes para romper la magia del tenista de Manacor, que después de dos horas y 30 minutos levantó los brazos para celebrar otro gran triunfo de una temporada de ensueño.

    Nadal concluyó el partido con 5 saques directos y un par de dobles faltas, comparados a los 7 y 4, respectivamente, de Del Potro que cometió 40 errores no forzados por tan solo 23 golpes ganadores.

    Todo lo contrario de Nadal, tras hacerles 6 "breaks" de 13 oportunidades, y ceder el saque solo una vez de dos, colocó 45 golpes ganadores y apenas 20 errores no forzados, que le permitieron concluir el partido con 109 tantos ganados por 76 de Del Potro.

    El domingo, en el mismo escenario de la pista central Arhtur Ashe, Nadal, de 31 años, buscará poner broche de oro con el triunfo que le permita ganar el decimosexto título de Grand Slam, y superar en la lista de todos los tiempos al estadounidense Pete Sampras con el que ahora está empatado.

    Sólo Roger Federer, que tiene 19 títulos de Grand Slama y es el líder de todos los tiempos los supera.

    Fuente: Ultima Hora.com

  • A semifinales del US Open

    Rafael Nadal superó por 6-1, 6-2 y 6-2 a Andrey Rublev y accedió a las semifinales del Abierto de los Estados Unidos: el español espera por Roger Federer o Juan Martín del Potro. “Es un partido que quiero ver”, tiró sobre el duelo del suizo.

      
    El tenista español Rafael Nadal logró este miércoles su pase a las semifinales del Abierto de Estados Unidos tras vencer al ruso Andrey Rublev por 6-1, 6-2 y 6-2, en una hora y 37 minutos. Nadal, cabeza de serie número uno en el último Grand Slam del año, se enfrentará en las semifinales al vencedor del partido que disputarán más tarde el suizo Roger Federer y el argentino Juan Martín del Potro.

    “Va ser muy difícil (de semifinales), pero la energía de esta pista es muy especial, tengo una gran conexión con este público y espero que sea un gran partido en una noche mágica”, dijo el actual número uno del mundo nada más concluir el partido.

    Cuando le preguntaron si verá más tarde el partido de cuartos de final entre Federer y Del Potro, bromeó primero respondiendo que en España “se cena tarde” y como ellos juegan por la noche estará “cenando”.

    “Es un partido que quiero ver, al que claro que voy a prestar atención, son dos grandes jugadores y será un gran show”, añadió el tenista mallorquín. Sobre un posible duelo en semifinales contra el tenista suizo, Nadal aseguró que es “un poco extraño” porque aunque se han cruzado en muchos otros torneos nunca se han enfrentado en el Abierto de Estados Unidos.

    “Es algo que echamos de menos, y sería mucho más especial si pudiera ser en una final, pero no es posible esta vez, así que vamos a intentar volver otro año y lograrlo”, subrayó. Nadal destacó la importancia de su victoria de hoy y dijo que es una “gran noticia” porque lo logró de nuevo en tres sets, en un año “emocionante” en el que está jugando “muy bien” en casi todos los torneos después de las lesiones.

    “Así que estoy muy feliz de volver a estar otra vez en las semifinales aquí en Nueva York, ante este público, y os agradezco muchas gracias por vuestro apoyo”, concluyó.

    Nadal, que busca su tercer título en el torneo estadounidense después de haberlo ganado en 2010 y 2013, está en unas semifinales en Nueva York por primera vez desde que consiguió su segunda corona en el último Grand Slam de la temporada.

    Fuente: Abc.com