Archivo de la categoría ‘Baloncesto’

NBA: Cavaliers aceptan que no son los favoritos

CLEVELAND. Pocos dentro del mundo del baloncesto ven a los actuales campeones de la NBA, los Cavaliers de Cleveland, como el equipo favorito cuando a partir del 1 de junio comiencen la defensa del título frente a los Warriors de Golden State.

 
No solo no son favoritos ni entre los expertos ni en las apuestas sino que esta vez son menos también los consideran que van a tener la oportunidad de ganar la serie de las Finales de la NBA.

A pesar que se les reconoce a los campeones que son el mejor equipo de la Conferencia Este y que tienen a la gran estrella como es el alero LeBron James.

Pero ahí queda todo, el resto la realidad objetivo es que los Warriors con la adquisición del alero Kevin Durant son mejor equipo en todas las facetas del juego.

Todo lo anterior es lo que se valora y se analiza dentro de la NBA como preámbulo de lo que será otro duelo histórico y de revancha sobre revancha, algo que de alguna manera también tienen asimilado los propios jugadores de los Cavaliers aunque también están dispuestos como en el 2016 a cambiar los pronósticos.

“Esto de ser víctimas me divierte, porque sí, después de todo estamos defendiendo nuestro título”, comentó el ala-pívot de los Cavaliers, Kevin Love. “Intentamos repetir, que es algo bien difícil. Creo que lo utilizaremos como motivación, pero no vamos a caer en eso. Me es difícil decir que es el caso. No siento que seamos los desfavorecidos y habrá que jugar”.

El argumento de Love es que cuando se han enfrentado entre ambos, los Cavaliers siempre se han adaptado bien y respondido de manera positiva.

Es posible aceptar la perspectiva de Love, pero mientras los equipos se preparan para el primer juego de la serie, el jueves en el Oracle Arena de Oakland, los comentarios que el ala-pívot de los Warriors, Draymond Green, hizo en octubre, aún resuenan en Cleveland.

Aún dolido después de que los Warriors dejaron escapar una ventaja de tres juegos a uno en la final del año pasado ante Cleveland, el extrovertido Green, quien fue suspendido en el quinto partido de esa serie, en una auténtica “marrullería” y “provocación” de James, dijo que si tiene una oportunidad, planea “destruir y aniquilar” a los Cavaliers.

Love elogió la competitividad de Green y lanzó una sutil advertencia a todo el norte de California.

“Dijo que nos quería ver”, recordó Love. “Aquí estamos, a partir del jueves”.

El tercer episodio de la trilogía está repleto de historias, la principal es ver si James y compañía cuentan con el suficiente arsenal para un duelo mano a mano con los Warriors, que tendrán el apoyo de Durant, mejor defensa y un banquillo que asusta, además de ser de nuevo el equipo con la mejor marca de la temporada regular.

Los Warriors han estado imparables en los playoffs con marca perfecta e histórica de 12-0 tras barrer la series ante los Trail Blazers de Portland, Jazz de Utah y Spurs de San Antonio.

Además el margen en cada una de las victorias ha sido con un promedio de 16,3 primer equipo en iniciar 12-0 y con un margen de victoria promedio de 16,3 puntos, el mayor en la historia.

Ante esa realidad el mundo de las apuestas no tiene ninguna duda del equipo favorito y dan a los Warriors como amplio ganadores y favoritos a conseguir el título de campeones, que sería el segundo en tres años y también ante los Cavaliers.

Por su parte, James solo se refirió a los Warriors como “ese gigante” y “una bestia” después del triunfo en el quinto partido de las finales de la Conferencia Este que ganaron 4-1 a los Celtics de Boston, donde se convirtió en el máximo encestador de la NBA en los playoffs tras superar al legendario Michael Jordan.

James optó por no hablar de los Warriors después del encuentro y prefirió celebrar su tercer título de conferencia consecutivo con Cleveland y su séptima final consecutiva.

La estrella de los Cavaliers tampoco comentó el sábado con la prensa, dejándole a Love la tarea de portavoz extraoficial, mientras el mundo del deporte se acerca a un duelo que parecía inevitable desde el momento en que finalizó la serie por el campeonato del año anterior.

Se le preguntó a Love si los Cavs querían a los Warriors como rivales.

“¿Querer a los Warriors?” preguntó. “Se han mantenido en la cima, el mejor equipo de la liga durante los últimos tres años. Han sido superpoderosos. Más o menos pensamos que los veríamos. Han jugado grandioso este año”.

“Obviamente al añadir a un MVP a un equipo que ya tiene a un jugador que ha ganado dos veces el premio los hace más poderosos”, admitió Love. “Es difícil decir que no lo esperábamos; sabíamos que estarían ahí, así que de alguna manera estamos preparados”.

Fuente: Abc.com

N.B.A. – Cumpliendo pronósticos

HOUSTON. Los Cavaliers de Cleveland hicieron buenos los pronósticos al proclamarse por tercera temporada consecutiva campeones de la Conferencia Este tras eliminar a los Celtics de Boston y ahora defenderán también el título de monarcas de la NBA.


De nuevo, la combinación de un mejor LeBron James con los Cavaliers, y la ausencia del base estrella de los Celtics, hizo posible que los actuales campeones de liga ganasen con facilidad la serie y sin que hasta el momento con marca de 12-1 en lo que va de los playoffs se haya visto exigidos.

La historia será muy distinta para los Cavaliers cuando a partir del próximo jueves comiencen el tercer duelo en el ORACLE Arena de Oakland, donde van a ser recibidos por unos Warriors invictos (12-0), tres barridas consecutivas, nueva marca en la historia de los playoffs.

Lo visto en el quinto partido que disputaron los Cavaliers en el TD Garden de Boston y que ganaron por paliza de 102-135 no puede servir de referencia a ningún nivel de cara a conocer con exactitud el nivel de juego real en el que se encuentran los actuales campeones de liga.

Los Celtics, que ganaron el tercer partido gracias al mal día que tuvo James, anotó sólo 11 puntos, no fueron nunca un equipo que pudiese competir de tú a tú con los Cavaliers y las estadísticas del quinto partido no dejaron ninguna duda al respecto. Mientras que el quinto partido no tuvo ninguna historia, emoción y nada que resaltar más que la labor individual de James que aportó 35 puntos, ocho rebotes y ocho asistencias.

El “Rey” siguió con su marcha imparable de alcanzar marcas históricas que se encuentran en poder de los legendarios, como sucedió con la de máximo encestador de los playoffs, que le arrebató a Jordan. La canasta que permitió a James superar a Jordan fue un triple desde el lado izquierdo del ataque de los Cavaliers en el TD Garden de Boston cuando faltaban 2:40 minutos para el final del tercer periodo y que pusieron a James con la anotación parcial de 29 tantos. De esa manera, James se colocaba con 5.989 puntos, dos más de los que consiguió Jordan en su brillante carrera (5.987) con los Bulls de Chicago y seis títulos de liga.

Ahora, James ya tiene en su poder la nueva marca con 5.995 puntos en los 180 partidos que ha disputado de playoffs por los 179 que jugó Jordan. “Creo que mi marca no tiene demasiada importancia ya que Jordan logró más puntos que yo en menos partidos, lo que significa que fue más rápido ” , comentó James. “Uso el número de Mike (el 23). Creo que comencé a enamorarme de este deporte por Mike, sólo por lo que él logró. Cuando veías a Michael Jordan era casi como un dios. Así que yo no pensaba que podía ser como Mike”.

James, que disputará las séptimas Finales de la NBA consecutivas, anotó 30 o más puntos en 11 de los 13 partidos de la fase final que disputó con los Cavaliers, que tienen ahora 36-5 en los duelos contra rivales de la Conferencia Este desde el 2015.

Junto a James de nuevo la aportación del base Kyrie Irving que logró 24 puntos y el ala-pívot Kevin Love, que logró doble-doble de 15 tantos y 11 rebotes, vieron a conformar el “triángulo” ganador de los Cavaliers, que impusieron una nueva marca en la NBA con el decimotercero triunfo consecutivo que logran en partidos en los que se decide una serie.

Ahora, como ya habían adelantado los Cavaliers, superadas la finales de la Conferencia Este, los Cavaliers no tendrán más pensamiento y concentración que trabajar de cara a ver como pueden superar el gran duelo ante los Warriors, a los derrotaron el año pasado después de estar abajo 1-3 y se llevaron los cuatro últimos partidos de forma consecutiva.

Esta vez, los Cavaliers son conscientes de que la historia no será la misma, especialmente, porque ellos de alguna manera llegan sin haber podido comprobar el verdadero nivel de juego que pueden alcanzar dado que nunca fueron exigidos por los Pacers de Indiana, Raptors de Toronto y Celtics, equipos a los dejaron en el camino para llegar de las Finales y defender el título de campeones.

Los Warriors, con la adquisición del alero Kevin Durant, se han convertido en el equipo a batir, llegan de nuevo como grandes favoritos al triunfo tanto entre los expertos como en el mundo de las apuestas. Pero, como sucedió el año pasado, con James todo es posible, y más ahora que ya es también el “Rey” encestador en los playoffs tras despojar de la corona nada menos que al ídolo de su niñez, el legendario Jordan, el mismo que ganó seis títulos de liga, marca a la que también quiere alcanzar si los Warriors se lo permiten.

Fuente: Abc.com

Básquetbol masculino para este jueves

Este jueves se jugará la 7ma. fecha del Metropolitano de básquetbol masculino de mayores, con cuatro partidos programados por la Confederación Paraguaya de Básquetbol.

Se destacan Sol de América y Sportivo Luqueño, un juego de la fecha 4 en cancha de Libertad entre el local y Felix Pérez desde las 20.00 y Olimpia y San José regularizarán el sábado.

Sol de América, uno de los escoltas del líder Libertad, recibirá al Sportivo Luqueño en el Luis O. Giagni Miers, a las 20:10, con televisación en directo.

Félix Pérez Cardozo recibirá a Olimpia, otro equipo que puede pasar a liderar las posiciones tras esta fecha. El juego será en el Efigenio González del conjunto de Villa Morra, desde las 20:00hs.

Ciudad Nueva tendrá la visita del Deportivo San José en el Luis Fernández a las 20:00.

El Sportivo San Lorenzo recibirá el Deportivo Capiatá a las 20:15, en su Polideportivo Municipal.

Libertad, que lidera actualmente la tabla de posiciones, tendrá fecha libre en esta jornada.

Los resultados de la última fecha:

Olimpia 87-77 Sol de América Spvo Luqueño 56-71 Libertad Dvo San José 90-83 San Lorenzo Dvo Capiatá 62-90 Félix Pérez Cardozo.

Posiciones:

Libertad 24 pts Olimpia 23 pts Sol de América 23 pts Luqueño 21 pts San Lorenzo 19 pts San José 18 pts Félix Perez C. 15 pts Ciudad Nueva 13 pts Capiata 12 pts

Fuente: Abc.com

N.B.A. – Golden State Warriors a la final de la NBA

SAN ANTONIO. Los Golden State Warriors avanzaron este lunes a la gran final de la NBA tras eliminar a los San Antonio Spurs con victoria de 129-115 en la Conferencia Oeste.


Los ’Guerreros’, campeones de la NBA 2015, están calificados para su tercera final consecutiva después de su triunfo contra los Spurs. Los Warriors, guiados por su astro armador Stephen Cuury, autor de 36 puntos, se llevaron la final de la Conferencia Oeste por barrida de 4-0 contra las ’Espuelas’, preservando así su dominio en los playoffs del 2017. Curry y Kevin Durant abrieron el camino a los Warriors para que sellaran la barrida y avanzar a su tercera final al hilo. Además de los 36 puntos de Curry, Durant logró 29 tantos. También fue la tercera serie consecutiva de barrida de la postemporada del 2017 y los Warriors ahora siguen invictos ahora con balance 12-0 en los playoffs. Durant, que atrajo la controversia después de su traslado de Oklahoma City Thunder el año pasado a los Warriors, estaba encantado de estar de vuelta en otra final de la NBA. El alero, de 28 años, que también capturó 12 rebotes y contribuyó con cuatro asistencias, admitió que él y Curry habían redescubierto su entendimiento tras la lesión en la mitad de la temporada que lo marginó por unos 20 partidos. “Nuestra química está mejorando y vamos a necesitar aún más para jugar en las finales”, dijo Durant después del partido. “Es genial ser uno de los dos últimos equipos de pie; veremos lo que sucede”, añadió. Curry entretanto admitió que estaba disfrutando de su asociación con Durant. “Hace el juego divertido”, dijo. “La manera en que jugamos el juego y movemos la pelota, verlo hacer lo que hace, es una manera divertida de jugar y queremos mantenerlo, me estoy divirtiendo, disfrutando de lo que hago”.

En tanto, los seguidores de los Spurs, por su parte, ofrecieron lo que parecía una despedida a la leyenda argentina de 39 años, Manu Ginóbili, a quien le brindaron una ovación al salir de la cancha. “Es alguien con quien crecí viendo”, dijo Durant, quien agregó que “es un competidor increíble, no tengo nada más que amor y respeto por él” .

Los Spurs, agotados, sin los lesionados Kawhi Leonard y el armador francés Tony Parker, estaban siempre persiguiendo el juego, pero la poderosa ofensiva de los Warriors dominó casi siempre. El triunfo de los guerreros los mantiene en curso para una tercera reunión consecutiva sin precedentes de las finales de NBA con los Cleveland Cavaliers de LeBron James, que llevan su serie final de la Conferencia Este contra Boston 2-1 a su favor. Los Warriors mantuvieron cómodamente a los Spurs a distancia, con su ofensiva multifacética demostrando ser demasiado para San Antonio.

Fuente: Abc.com

N.B.A. – Celtics, sin Thomas, sorprenden a campeones

HOUSTON. Los Cavaliers de Cleveland siguen en control de su suerte en las finales de la Conferencia Este, pero la derrota sorpresa (108-111) que sufrieron en el tercer partido ante los Celtics de Boston les costó perder el invicto en los playoffs.


El escolta Avery Bradley anotó un triple a menos de una décima de segundo del final y los Celtics, que perdieron los dos primeros partidos de la serie disputados en su campo y al tercero llegaron sin el base Isaiah Thomas, su jugador franquicia, fueron mejores. Especialmente en la segunda parte, cuando los Celtics, que perdían por 21 puntos en el tercer periodo, hicieron su mejor juego al tener la inspiración del base Marcus Smart, factor sorpresa, al igual que la aportación del ala-pívot sueco Jonas Jerebko.

Smart fue el líder encestador con 27 puntos, incluidos 7 triples de 10 intentos, además de repartir ocho asistencias, capturó cinco rebotes y recuperar dos balones, sin que la ausencia de Thomas se notase. Mientras que Bradley, al margen de la canasta decisiva, también aportó 20 tantos, y los hombres altos reservas, el pívot canadiense Kelly Olynyk logró 15 puntos y Jerebko tuvo su mejor labor en lo que va de playoffs al conseguir 10 tantos y cinco rebotes.

“Estos jugadores, los que han salido del banquillo, han sido los que hicieron posible la victoria porque se cargaron al equipo sobre sus hombros en la segunda parte”, reconoció el entrenador de los Celtics, Brad Stevens. “Dieron una demostración de profesionalidad y de estar enfocados en el juego”.

El pívot dominicano Al Horford cumplió con 16 puntos y seis asistencias, mientras que el alero Jae Crowder fue el mejor en el juego interior con doble-doble de 14 tantos, 11 rebotes, tres asistencias y tres recuperaciones de balón.

Con la victoria, los Celtics se adjudicaron el tercer partido de la serie y rompieron la racha de los campeones de 13 triunfos consecutivos en la fase final y forzaron el volver a su campo del TD Garden de Boston para el quinto partido. El lanzamiento de Bradley desde el lado izquierdo rebotó en el aro en cuatro ocasiones hasta que entró en la canasta. La anotación coronó una furiosa recuperación de los Celtics, que creyeron en la posibilidad de ganar a los Cavaliers si los presionaban y así sucedió.

Se consideraba que el equipo tenía pocas posibilidades después de perder por 44 puntos el segundo partido y quedarse sin Thomas para el resto de la fase final, debido a una lesión en la cadera derecha que arrastra desde el pasado marzo.

“Todo mundo tenía que dar el máximo esta noche en especial con uno de nuestros hermanos fuera”, declaró Smart. “Nuestro amor y apoyo van con Isaiah. Deseamos que estuviera aquí pero entendemos. Nos mantuvimos luchando. Cada quien hizo su parte”, agregó.

El base Kyrie Irving anotó 29 tantos con siete asistencias, mientras que el ala-pívot Kevin Love logró doble-doble de 28 tantos y 10 rebotes para los Cavaliers. Tamibén el pívot Tristan Thompson aportó doble-doble de 18 puntos y 13 rebotes, pero la gran estrella del equipo, el alero LeBron James no tuvo su mejor partido al anotar apenas 11 tantos, con seis perdidas de balón, y el equipo no pudo sobrevivir a la falta de su liderazgo y aportación.

“Es el momento ideal para caer derrotados”, declaró James. “Ahora es cuando tenemos tiempo para corregir errores y recuperar el instinto de jugar siempre de urgencia como que no hay una siguiente oportunidad”.

Los Cavaliers tienen marca de 10-1 en lo que va de los playoffs con su primera derrota desde el cuarto partido de las Finales de la NBA del año pasado que ganaron a los Warriors de Golden State. El cuarto partido de la serie se disputará el martes en la noche en Cleveland.

A pesar de la baja inspiración de James, los Cavaliers tenían el control y estaban arriba 77-56 en el tercer periodo después de anotar 14 triples en la primera mitad. Pero Cleveland se confió, Boston se encendió y los Celtics, que llegaron el domingo en la mañana sin Thomas a la arena Quicken Loans para su práctica, parecían algo derrotados, pero nunca se rindieron.

Los Celtics empataron 95-95 a los Cavaliers con un triple de Smart y después disputaron canasta por canasta a los Cavaliers en los minutos finales en uno de los encuentros más entretenidos de lo que de otra manera habría sido una eliminatoria muy aburrida. Lo mismo puede pasar con la de los Spurs ante los Warriors sin el equipo tejano no consigue la victoria en el cuarto partido, que será de vida o muerte después de estar abajo 0-3 en la serie al mejor de siete. Los Spurs, con las dudas del alero Kawhi Leonard, y el pívot David Lee, necesitan la victoria si quieren seguir en la competición y esa es la que buscarán.

Fuente: Abc.com

NBA – De película: Los Cavs vuelven de las vacaciones

Tras la espera de rival y luego de vacacionar durante más de una semana, el equipo de Cleveland guardó los lentes de sol, dejó a un lado la limonada y saltó de la hamaca para viajar a Boston y retomar el oficio ganador. ¿Serán capaces los Celtics de dar trabajo a los Cavaliers?

En el TD Garden los Cavs prestaron servicio a domicilio e hicieron lo que más saben hacer: Doblegar al oponente. Una vez más, el patrón LeBron James retomó su trabajo y se vistió de jefe para dirigir la victoria de su equipo por 117 a 104.

La serie final se abre y queda 1-0 a favor de Cleveland. Con esta contundente victoria, los Cavs recuperan el factor cancha y el segundo partido se jugará en la misma sede este viernes por la noche.

VOLVER A LA RUTINA

Los Cavaliers –amos y señores del Este desde el 2015– necesitaron solo de ocho partidos y una escoba para llegar cómodamente a las finales de la Conferencia Este, barriendo cualquier tipo de basketball practicado en Indiana y Toronto.

Por su parte, los Celtics atravesaron un camino más complicado luego de pasar por Chicago y Washington, donde requirieron jugar trece duros partidos para llegar a las finales luego de 5 años de sequía.

Tras un prolongado descanso los campeones vigentes volvieron a la rutina para medir a los Boston Celtics, en la temporada regular ambos equipos se habían enfrentado en cinco ocasiones, donde el registro indica un 4-1 que favorece a los caballeros de Cleveland, quienes en la noche de ayer dominaron el partido desde el salto inicial.

Los Celtics salieron a la cancha imprecisos desde los primeros segundos, momento en que Isaiah Thomas con un mal pase perdió su primer balón de los cuatro que sumaría en toda la noche.

Pasando los primeros 4 minutos de juego, Bradley convertiría un triple luego de recibir una asistencia de Thomas. Con el marcador 7 a 8 a favor de los Cavs parecía que el juego se desarrollaría de manera pareja, pero rápidamente de la combinación letal de Irving-LeBron saldría un run de 12-2 que dejaría el marcador con una diferencia de 13 puntos. Finalmente el primer cuarto terminaría 19 a 30 a favor de los visitantes.

El rey Lebron hizo lo que quiso en el primer cuarto, para entonces ya llevaba 13 puntos en su cuenta personal. Durante el segundo cuarto sin LeBron en la pista, los Celtics no supieron aprovechar el descanso de quien sería su verdugo esa noche. Kevin Love machacaba desde el perímetro mientras que Irving se ensamblaba con Tristan Thompson y rompía todo tipo de defensa con sus asistencias.

Para la mitad del segundo parcial LeBron seguía imparable, lanzando a un 87.5% (7 de 8 en tiros de campo) mientras que un tímido Isaiah Thomas no encontraba su punto, lanzando a un deplorable 16.7% en tiros de campo (1 de 6), sin poder lograr un triple (0 de 2).

El equipo de Cleveland no lograba en toda la noche un solo triple cuando el marcador iba 36 a 25 a su favor, pese a ello –sin contar aciertos en el perímetro– los Cavaliers lograrían una racha de 12-0 que abría una diferencia de más de 20 puntos. Ambos equipos fueron al vestuario con el marcador 39 a 61 a favor de los Cavs.

TRABAJO EN EQUIPO

La segunda mitad fue un recuento de la primera, para entonces LeBron James ya llegaría a los 23 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias. A pesar del esfuerzo de Smart y Brown los campeones defensores no dejaron levantar cabeza a los arrodillados Celtics que intentaron ponerse de pie a finales del tercer cuarto.

Kevin Love y LeBron James fusionados sumarían unos implacables 70 puntos, de los cuales 38 pertenecerían al monarca del este, quien además de dominar la noche en puntuación también distribuyó 7 asistencias y descolgó 9 rebotes. Kevin Love lograría la puntuación más alta en playoffs de toda su carrera con 32 puntos, incluyendo 6 triples y 12 rebotes.

Tristan Thompson se aprovechó de la debilidad del juego interior del equipo celta y también logró la puntuación más alta en playoffs de toda su carrera con 20 puntos, además de rebotear en 9 ocasiones y robar 2 balones.

Con Love y Thompson encendidos Kyrie Irving no necesitó apretar el acelerador ofensivo y se limitó a crear jugadas asistiendo en 6 oportunidades.

James en la noche de ayer sumó su séptimo partido consecutivo con 30 puntos o más, la segunda racha más larga de la historia después Michael Jordan, quien lleva la marca desde 1983-1984 con ocho juegos seguidos.

EL REY DEL ESTE: AMO SEÑOR DE TODO BOSTON

Los Boston Celtics tienen un amo y señor, y no precisamente es el salón de la fama Larry Bird, El señor de los anillos Bill Rusell o el Big 3 de Allen-Garnett-Pierce. El dueño de todos los Celtics es el señor LeBron Raymone James, quien tiene promedios de por vida contra la franquicia de Boston: ¡29.6 puntos por juego, 6.9 rebotes por juego, 6.7 asistencias por juego, 50 tapones propinados, 50% de eficiencia en tiros de campo y 83 robos de balones!

Con estos números globales desde el 2003 hasta la fecha, de la manera en que jugó ayer y está jugando en estos Playoffs, no es delirante pensar que en estas finales veremos una nueva serie de "La masacre en Boston" protagonizada por la estrella LeBron James y dirigida por Kyrie Irving, con la participación especial de Kevin Love, Tristan Thompson y JR Smith.

Fuente: Ultima Hora.com

NBA – Kelly Olynyk y una noche antológica ponen a los Celtics en finales del Este

Con las semifinales de los Celtics y Wizards emparejadas 3 a 3, el TD Garden de Boston se teñía de verde como vistiéndose de gala para el juego final y noche cumbre de una serie dura y fogueada. El escenario estaba listo para un gran show de basketball, y en una noche de mucha igualdad y frenesí anotador ninguno de los equipos defraudó.

Del espectáculo se adueñó el canadiense Kelly Olynyk, quien haciendo el mejor partido de su carrera fue el punto de quiebre de tan disputada eliminatoria, donde finalmente los Celtics hicieron pesar su jerarquía y localía al dejar las cosas 115 a 107. ¡Los Celtics a las Finales del Este luego de 5 años!

Tras la eliminación en una serie llena de roces, confrontaciones, enemistades y gran rivalidad, el equipo de Washington reconoció su derrota de manera digna y con caballerosidad sus jugadores se acercaron a los vencedores para felicitar y terminar la serie con abrazos. Ahora los Wizards vuelven a casa y en la capital estadounidense serán recibidos con el orgullo de su gente luego de tan tremenda temporada, donde cayeron con la frente en alta.

AL TODO O NADA

Luego de estar tan cerca de liquidar la serie los Celtics debían superar varios fantasmas para alcanzar el éxito. La frustración de haber tenido en las manos el triunfo y dejarlo escapar entre los dedos en los últimos segundos del Game 6 hacían que el equipo de Boston necesitara cargar un poco de agua en el desierto, sobre todo considerando que desde el 2012 no disputan una final de Conferencia.

Por su parte, el equipo visitante llegaba a Boston a jugarse la vida y dar el golpe final a una serie que generó una rivalidad tan fuerte que pronto se convertirá en un clásico.

El partido comenzó con impresiones en ambos sectores de la cancha, pero fueron los Celtics quienes distribuían mejor el balón en los primeros minutos, rápidamente el equipo de Boston obtuvo la primera ventaja al sacar un breve parcial de 10-2, que fue cortado por un tiempo muerto de urgencia pedido por Scott Brooks. Los Wizards se lavaron la cara y volvieron a entrar a la pista afinando su precisión, compensaron y se pusieron arriba en el marcador con una racha de 0-10. Subía la intensidad del juego y el TD Garden hacía presión en cada jugada. El primer cuarto terminaría 23 a 27 a favor de los Celtics.

Ambos equipos mantenían la igualdad, el duelo de bases estrellas también seguía parejo; John Wall llevaba 5 puntos y 2 asistencias mientras que Isaiah Thomas llevaba 5 puntos y 3 asistencias. Boston hacía mover su banquillo y Kelly Olynyk ya demostraba síntomas de una gran noche al sumar 12 puntos en la primera mitad. En el segundo cuarto Thomas además de puntos añadía su gran capacidad creadora de juego y los Celtics aprovecharían cada distribución de balón.

El equipo local mantendría una diferencia de 6 puntos pero el despertar ofensivo del visitante hacía que la primera mitad terminara con una diferencia a favor de los Wizards, 55 a 53, nada estaba definido.

TODO PARA LA SEGUNDA MITAD

La segunda mitad comenzaba con buenos e inspirados minutos de Bradley Beal para adelantar a los Wizards, quien en compañía de Porter dominaban el encuentro, pero pronto vendría la reacción de Marcus Smart con un triple y un alley-op para Jaylen Brown. Hasta la mitad del tercer cuarto ninguno de los equipos fue capaz de sacar una ventaja considerable.

Los Celtics supieron manejar y contener a los Wizards sin dejarlos escapar, manteniendo un margen de 5 a 6 puntos. Pronto el pequeño Thomas y el gran Horford se combinarían con 20 puntos y 4 asistencias para cerrar el cuarto y poner adelante a los Celtics por 85 a 79.

OLYNYK: EL HÉROE FUERA DEL GUIÓN

El banco de los Washington Wizards no estuvo a la altura del encuentro y tan solo sumaron 5 puntos de Bogdanovic en comparación a la banca de los Boston Celtics que combinaron 49 puntos. Una vez que los titulares de Wizards pisaron nuevamente la cancha reaccionarían con un parcial de 0-7, insuficiente para detener la avalancha verde. John Wall perdería su magia en los últimos 19 minutos del encuentro, con 11 intentos y 0 aciertos.

Los Celtics de juego rápido y apabullante en la transición, sobre todo en el contrataque, hicieron una racha de 18-2 para desequilibrar el duelo a su favor en el último cuarto. Los Wizards no aprovecharían la debilidad del oponente en el juego interior y el rebote.

Olynyk desde la banca además de sus 5 rebotes, 4 asistencias y un juego defensivo extraordinario anotaría 14 de sus 26 tantos en el último parcial para convertirse en el factor diferencial y dar el tiro de gracia a los Wizards, quienes morían en manos del jugador menos pensado, el héroe que no estaba escrito en los guiones.

Final de la serie más atractiva, igualada y emocionante, los Celtics a una nueva final luego de 5 años. Ahora van por los Cleveland Cavaliers de LeBron James.

Fuente: Ultima Hora.com

Básquetbol – Fichaje estrella: Gaby Ocete jugará en Olimpia

El club Olimpia anunció el fichaje estrella de Gaby Ocete para el presente torneo Apetura de básquet femenino.

Considerada una de las mejores bases de la liga femenina española, Gabriela Ocete, de 29 años, llega procedente del Mann Filter, en condición de préstamo, a la escuadra de Olimpia Kings que tras la incorporación de Paola Ferrari busca decididamente el título del Metropolitano. 

Ocete juega al baloncesto desde los 8 años y tras una carrera brillante, logrando el galardón individual de MVP Ecuatoriana en 2012, el campeonato español 14/15 y el local con Sol de América en 2015, vuelve a Paraguay con la idea clara de sumar otra estrella a su palmarés.

La jugadora nacida en Mallorca nuevamente coincidirá con Ferrari, su dupla ideal, como ya lo hizo en Sol, en el cuadro de Zaragoza y en el IDK Gipuzkoa de San Sebastián.

"Tenemos muy buena conexión las dos y eso es importante, que la base y la anotadora se entiendan. Es muy amiga mía y se nota, intentaremos dar espectáculo como hicimos en Zaragoza", había dicho al respecto en una de sus últimas entrevistas concedidas en Europa.

Fuente: Ultima Hora.com

NBA – Kelly Olynyk y una noche antológica ponen a los Celtics en finales del Este

Con las semifinales de los Celtics y Wizards emparejadas 3 a 3, el TD Garden de Boston se teñía de verde como vistiéndose de gala para el juego final y noche cumbre de una serie dura y fogueada. El escenario estaba listo para un gran show de basketball, y en una noche de mucha igualdad y frenesí anotador ninguno de los equipos defraudó.

Del espectáculo se adueñó el canadiense Kelly Olynyk, quien haciendo el mejor partido de su carrera fue el punto de quiebre de tan disputada eliminatoria, donde finalmente los Celtics hicieron pesar su jerarquía y localía al dejar las cosas 115 a 107. ¡Los Celtics a las Finales del Este luego de 5 años!

Tras la eliminación en una serie llena de roces, confrontaciones, enemistades y gran rivalidad, el equipo de Washington reconoció su derrota de manera digna y con caballerosidad sus jugadores se acercaron a los vencedores para felicitar y terminar la serie con abrazos. Ahora los Wizards vuelven a casa y en la capital estadounidense serán recibidos con el orgullo de su gente luego de tan tremenda temporada, donde cayeron con la frente en alta.

AL TODO O NADA

Luego de estar tan cerca de liquidar la serie los Celtics debían superar varios fantasmas para alcanzar el éxito. La frustración de haber tenido en las manos el triunfo y dejarlo escapar entre los dedos en los últimos segundos del Game 6 hacían que el equipo de Boston necesitara cargar un poco de agua en el desierto, sobre todo considerando que desde el 2012 no disputan una final de Conferencia.

Por su parte, el equipo visitante llegaba a Boston a jugarse la vida y dar el golpe final a una serie que generó una rivalidad tan fuerte que pronto se convertirá en un clásico.

El partido comenzó con impresiones en ambos sectores de la cancha, pero fueron los Celtics quienes distribuían mejor el balón en los primeros minutos, rápidamente el equipo de Boston obtuvo la primera ventaja al sacar un breve parcial de 10-2, que fue cortado por un tiempo muerto de urgencia pedido por Scott Brooks. Los Wizards se lavaron la cara y volvieron a entrar a la pista afinando su precisión, compensaron y se pusieron arriba en el marcador con una racha de 0-10. Subía la intensidad del juego y el TD Garden hacía presión en cada jugada. El primer cuarto terminaría 23 a 27 a favor de los Celtics.

Ambos equipos mantenían la igualdad, el duelo de bases estrellas también seguía parejo; John Wall llevaba 5 puntos y 2 asistencias mientras que Isaiah Thomas llevaba 5 puntos y 3 asistencias. Boston hacía mover su banquillo y Kelly Olynyk ya demostraba síntomas de una gran noche al sumar 12 puntos en la primera mitad. En el segundo cuarto Thomas además de puntos añadía su gran capacidad creadora de juego y los Celtics aprovecharían cada distribución de balón.

El equipo local mantendría una diferencia de 6 puntos pero el despertar ofensivo del visitante hacía que la primera mitad terminara con una diferencia a favor de los Wizards, 55 a 53, nada estaba definido.

TODO PARA LA SEGUNDA MITAD

La segunda mitad comenzaba con buenos e inspirados minutos de Bradley Beal para adelantar a los Wizards, quien en compañía de Porter dominaban el encuentro, pero pronto vendría la reacción de Marcus Smart con un triple y un alley-op para Jaylen Brown. Hasta la mitad del tercer cuarto ninguno de los equipos fue capaz de sacar una ventaja considerable.

Los Celtics supieron manejar y contener a los Wizards sin dejarlos escapar, manteniendo un margen de 5 a 6 puntos. Pronto el pequeño Thomas y el gran Horford se combinarían con 20 puntos y 4 asistencias para cerrar el cuarto y poner adelante a los Celtics por 85 a 79.

OLYNYK: EL HÉROE FUERA DEL GUIÓN

El banco de los Washington Wizards no estuvo a la altura del encuentro y tan solo sumaron 5 puntos de Bogdanovic en comparación a la banca de los Boston Celtics que combinaron 49 puntos. Una vez que los titulares de Wizards pisaron nuevamente la cancha reaccionarían con un parcial de 0-7, insuficiente para detener la avalancha verde. John Wall perdería su magia en los últimos 19 minutos del encuentro, con 11 intentos y 0 aciertos.

Los Celtics de juego rápido y apabullante en la transición, sobre todo en el contrataque, hicieron una racha de 18-2 para desequilibrar el duelo a su favor en el último cuarto. Los Wizards no aprovecharían la debilidad del oponente en el juego interior y el rebote.

Olynyk desde la banca además de sus 5 rebotes, 4 asistencias y un juego defensivo extraordinario anotaría 14 de sus 26 tantos en el último parcial para convertirse en el factor diferencial y dar el tiro de gracia a los Wizards, quienes morían en manos del jugador menos pensado, el héroe que no estaba escrito en los guiones.

Final de la serie más atractiva, igualada y emocionante, los Celtics a una nueva final luego de 5 años. Ahora van por los Cleveland Cavaliers de LeBron James.

Fuente: Ultima Hora.com

Básquetbol – A 55 años de una gesta con brillantes mujeres basquetbolistas

Un día como hoy, pero de 1962, el seleccionado paraguayo de básquet femenino lograría un épico triunfo en la final del Campeonato Sudamericano. Con orgullo y estima las recordamos 

Diversas crónicas de la época registran la fecha del 8 de mayo de 1962 como un día de oro para el básquet femenino.

En aquella ocasión, en el desaparecido Estadio Comuneros (ubicado sobre las calles 15 de Agosto y Avenida República), un cuadro de 14 mujeres, dirigido por el difunto "Coco" Bogado, vencería en la final continental al combinado de Brasil por el marcador de 53 a 52.

Ante un impresionante aforo, lleno total, una joven Edith Nunes, de 22 años y 1,75 metros de altura, encontraría la esférica naranja en las puertas de la pintura que delimita la sección de los dobles.

El cronómetro hacía su trabajo, el público enardecía, la tensión se hacía con el lugar.

Así, a falta de 4 segundos para la expiración del encuentro, Nunes anotaría su canasta número 166, la mayor cuenta personal registrada en todo el certamen y el tanto que significaría la recordada victoria. Un encuentro épico en el que según cuentan, las atletas brasileras desplegaron su mejor versión.

Posteriormente, como pocas veces, las calles de Asunción se vestirían de fiesta por tal logro que nadie imaginaba que terminaría siendo el último a nivel Sudamericano en la historia de Edith Nunes, Arminda Malatesta (+), Ursula Echagüe, Jovina Echagüe, María Estela López, África Sosa Bataglia (+), Aida González, Julia Ortiz (+), Elda Miers, Virgilia Figueredo, Olga Bikov, Francisca Gonzalez, Alcira Llorens y Gladys Prieto.

Del partido en sí, participaron en cancha: Edith Nunes, Dionisia Echagüe, Estela López, Arminda Malatesta, Nunila Echagüe, Aida González y Olga Bikov.

No obstante, las 14 mujeres citadas más arriba fueron parte del plantel más goleador del torneo: 411 tantos, muy por encima de los 336 de Chile y 347 de Brasil. 

DOS VECES. África Sosa y Aida González fueron parte del plantel que conquistó el mismo torneo, también disputado en Paraguay, el 28 de abril de 1952. En la actualidad nadie más conoce de tamaño logro.

SALUD CAMPEONAS

En la foto se puede observar una reunión de campeonas del 52 y 62, el 8 de mayo del año pasado, en el domicilio de la señora Edith Nunes viuda de Salomón, según informó purodeporte.com (foto).

En la misma se registra a doña Julia Ortíz de pie, a la derecha. La misma es la última fallecida del equipo, hace solo ocho días. Una estrella que brilla en el cielo, 55 años después la gran proeza que quedará por siempre en la historia del deporte nacional.

Fuente: Ultima Hora.com

Nuestras Visitas
free counters
Todo Deportes
Auspiciantes
Video
Nube de Deportes

Atletismo (256)
Baloncesto (1.205)
Boxeo (179)
Campeonato Local (10.378)
Ciclismo (260)
Copa del Mundo (630)
Copa Libertadores (814)
Copa Sudamericana (375)
Europa League (204)
Fútbol (78)
Fútbol Internacional (9.157)
Golf (267)
Liga de Campeones (699)
Más Deportes (775)
Motor (1.240)
Natación (187)
Rugby (493)
Sin categoría (60)
Taekwondo (64)
Tenis (1.493)
Vóley (112)

WP Cumulus Flash tag cloud by Roy Tanck requires Flash Player 9 or better.